La médica Andrea Pennesi declaró ayer a última hora en una comisaría y precisó el rango de fechas en los que se cometieron los supuestos abusos sexuales en la pensión de River.

Según su testimonio, los delitos a los dos chicos, que podrían haber contraído HIV, se habrían llevado a cabo entre los últimos meses del 2005 y los primeros del 2006, data que concuerda con el segundo periodo de la presidencia de José María Aguilar y deja afuera la gestión de Daniel Pasarella.

El responsable por entonces del departamento juvenil era Diego Quintas, quien hoy está fuera del país y manifestó no haber tenido conocimiento de la causa.

Por su parte, los abogados de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi), la ONG que llevó adelante la denuncia, tiene en su poder una carta del hijo de un ex jugador de River que cuenta detalles de lo que ocurría aquellos años en la pensión.