El funcionario exponiendo en el Congreso

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, rinde esta mañana cuentas por primera vez en el Congreso ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda.

13.00 Se levantó la sesión por un papelito “desubicado”
La reunión de la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa concluyó esta tarde en medio de gritos por parte de los diputados kirchneristas contra el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El funcionario estaba respondiendo una pregunta cuando los diputados kirchneristas Agustín Rossi y Gabriela Cerruti se pusieron de pie y comenzaron a gritarle fuera de micrófono.

El presidente de la comisión, el senador justicialista José Mayans, pidió orden y advirtió que levantaría el encuentro si los legisladores no se sentaban, algo que finalmente hizo.

Foto: @gabyspepe

Luego de ese hecho, se generó un verdadero escándalo y en medio de gritos se levantó la sesión.

12.33 Pidió “reducir la dependencia externa” y “depender del ahorro interno”
Tras un corte de luz que duró varios minutos, el funcionario dijo que uno de los objetivos el de “reducir la dependencia externa”. “Debemos tratar de depender del ahorro interno, con confianza y tratar de generar el financiamiento que la Argentina necesita. Estamos al revés del resto de la región, que mayormente tiene financiamiento interno”, afirmó.

12.05 Sin luz ni micrófonos
Un corte de luz afectó al edificio del Congreso Nacional, en momentos en que se presentaba ante una comisión bicameral el ministro de Finanzas, Luis Caputo. El corte de energía, sin embargo, no frenó al ministro que continuó escuchando los cuestionamientos de los legisladores.

10.36 Con algunas chicanas, Caputo le contestó a Kicillof: offshore, deuda e incompatibilidad

El funcionario rechazó las acusaciones opositoras de que asumió como funcionario para “favorecerse” y afirmó que para beneficiarse “se hubiera quedado en el sector privado”.

Caputo destacó que la medida del dólar futuro fue aplicada para perjudicar al gobierno que sucediera al kirchnerismo ya que Cambiemos y el vocero económico de Scioli habían dejado a entrever que levantarían el cepo. “Alerté a Macri y nos encomendó que lo frenaramos. Ahí elaboramos la denuncia penal, se logró que el tema fuera público y logramos que el Central dejara de vender futuros”, indicó.

“Se declaró la emergencia económica para probar que el mercado había sido manipulado por el Central. Le dí las herramientas técnicas al Rofex para que pudiera justificar la emergencia económica y así subir el precio de compra de los contratos: esto redujo la pérdida”, señaló Caputo.

 

Además, manifestó que su comportamiento “como ciudadano” en torno al dólar futuro “es un buen ejemplo” ya que no ganó nada con esas operaciones. “Decidí no ganar esa plata (con los futuros) porque no me parecía bien, era una operación ruinosa para los argentinos”, remarcó.

Caputo se desligó de la sociedad offshore Noctua, pero señaló que “el tema de las offshore no es delito”. A su vez, afirmó que “han sido tres meses de una difamación atrás de otra” en su contra.

Durante su exposición ante la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa, Caputo se despegó de todas las acusaciones en su contra, tanto de su vínculo con firmas offshore como Noctua y Axis, como de lo referido a la venta de dólar futuro y resaltó que la Justicia ya sentenció que no existe un conflicto de intereses.

“El tema de las offshore no es delito. Es como una caja de seguridad: lo que uno tiene adentro de la caja lo puede tener declarado o no, eso no lo convierte en delito”, afirmó el ministro, quien sostuvo que “la razón fundamental es no entrar en la doble imposición” de impuestos.

Dado que el tema fue puesto sobre la mesa por el diputado del Frente para la Victoria Axel Kicillof, el funcionario agregó: “Siendo director de YPF, cuando fue el acuerdo con Chevron ustedes mismos hicieron dos o tres offshore. No estoy acusando a nadie, es que es una práctica común”.

Respecto del fondo Noctua, Caputo señaló: “No tengo ya nada que ver con esa empresa. Además tengo todo bien declarado. Con respecto al reporte de la SEC (Comisión de Valores de Estados Unidos) es un reporte de una tenencia nominal. Yo era un tenedor fiduciario. No tengo que tenerlo declarado porque eso no me convierte en propietario”.

Han sido tres meses de una difamación atrás de otra. Por eso les agradezco que me hayan brindado la posibilidad de venir y contar la verdad”, sostuvo el ministro.

10.15 Rossi se paró y puso el grito en el cielo
Casi una hora después de comenzada la exposición, el jefe de bloque K se paró y a los gritos reclamó que el funcionario respondiera pregunta por pregunta ante las consultas de los legisladores. Enseguida lo cruzó el senador peronista José Mayans, presidente de la comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda.

“No venga a hacer un show”, le recriminó el legislador formoseño, que en varias oportunidades le exigió que se sentara y que respetara al resto. “Le voy a dar la palabra cuando sea necesario, hay varias personas en solicitud del uso de la palabra, en la comisión”, le dijo.

“Siéntese y respete. Siéntese y colabore. Usted está en una reunión en el Senado, no venga a hacer un show, una reunión no se hace a los gritos”, afirmó Mayans, enérgico.

9.15 Comenzó la exposición de Caputo
Caputo arrancó la presentación con una detallada explicación de los planes económicos del gobierno de Cambiemos. “El objetivo es eliminar la pobreza con un crecimiento sostenido y estable por diez o veinte años”, indicó. Siempre apoyado en un Powerpoint, Caputo avanzó con su explicación sobre la volatilidad de la economía argentina que aumentó la brecha social.

“Tenemos que generar un crecimiento basado en la inversión, con una macroeconomía ordenada, reglas de juego claras y con una inserción inteligente al mundo”, expresó el ministro los pilares sobre los que se sustenta el plan económico de Cambiemos.

 

Caputo sostuvo que el gobierno nacional está intentando “sentar las bases para tener un crecimiento sostenido”, pero advirtió que “75 años de desmanejos no se pueden solucionar en un año o dos”.

“Nosotros heredamos un déficit primario de 5 puntos del producto y tenemos que llegar a un equilibrio fiscal”, arrancó el ministro para luego señalar que hay dos caminos para estabilizarlo: subir los impuestos o reducir el gasto. Caputo afirmó que se inclinaron por la segunda variante ya que “en los últimos 12 años la presión tributaria había subido 10 puntos del producto”.

“En ese contexto, tenemos que ir por una reducción del gasto fiscal: ¿lo reducimos de manera abrupta o gradual? La abrupta tampoco era una política apropiada porque arribamos al gobierno con un nivel de pobreza cercano al 30 por ciento”, manifestó.

La presencia de Caputo fue requerida por sectores de la oposición para que el ministro informe sobre la deuda pública y sus supuestos vínculos con sociedades en paraísos fiscales.