Cristiano Ronaldo hizo que el Juventus Stadium en su totalidad se rindiera a sus pies luego de anotar con una chilena antológica que dio la vuelta al mundo en cuestión de segundos.

Pero como todo lo que hace e hizo el portugués en su carrera, esa pirueta no fue una improvisación, sino una maniobra ensayada con antelación. Y en las últimas horas se difundió la prueba de esto, que es una foto de CR7 en el aire de Turín en el día previo al partido de ida de los cuartos de final de la Champions League ante la Vecchia Signora.