Diputados empieza a definir el fin del canje de pasajes por plata en el Congreso, en plena controversia después de las declaraciones del presidente Mauricio Macri, que apuró el debate para la salida de este sistema. El presidente de la Cámara baja Emilio Monzó se reunirá con los jefes de las bancadas para analizar diferentes proyectos y tratar de consensuar una alternativa, dirigida a terminar con los canjes y reemplazarlos con la incorporación de ese monto al sueldo o una compensación en concepto de movilidad.

El tema sobrevoló el almuerzo que tuvieron el jefe de Gabinete Marcos Peña,la vicepresidente Gabriela Michetti y el ministro del Interior Rogelio Frigerio en Casa Rosada con los titulares de las bancadas del Senado. El presidente provisional de la Cámara alta, el macrista Federico Pinedo, dijo que “el consenso mayoritario es tener un sistema transparente” y que se debe evitar “que los senadores puedan fijar su propio salario”. Mientras que el titular del bloque del peronismo Miguel Angel Pichetto insistió en una equiparación de sueldos “con respecto a los otros poderes del Estado”.

El encuentro entre Monzó y los jefes bancadas será a las 18.30 y servirá para analizar propuestas sobre cómo terminar con el sistema de pasajes aéreos y terrestres que usan los diputados, en medio de la controversia por el canje de los tickets por plata. Entre las alternativas que se debatirán no se descarta la eliminación del canje de tickets para los legisladores de Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires.

Se trata 95 diputados (25 por la Ciudad y 70 por la Provincia), de un total de 257 legisladores. El 80% del total que hace canjes son justamente de estos dos distritos. En el caso de que el beneficio se eliminara totalmente, habría un ahorro de $ 20 millones.

Para sumar presión los diputados José Luis Ramón (Partido Intransigente), Luis Contigiani (Partido Socialista), Fernando Iglesias (PRO), Hugo Marcucci (UCR) y Federico Zamarbide (UCR) ya anticiparon que renunciarán al canje de pasajes. Mientras que diputados del interior de diferentes bloques dejaron trascender que “no se resignarán a perder los pasajes, porque los usan” y que no ven mal que se elimine el canje de los tickets por dinero.

Ante el posible fin del beneficio los legisladores de la Cámara baja analizan exigir como compensación un aumento de entre $ 30.000 y $ 40.000 en sus sueldos. Los diputados que no usan los pasajes que les asignan reciben $ 1.350 por cada uno de ellos, lo que puede representarles un extra de hasta $ 40 mil mensuales, incorporados a su salario de $ 95 mil.

El debate arrancó luego de que se difundiera que Elisa Carrió (CC), Alberto Roberti (PJ), Nilda Garré (FpV), Paula Urroz (PRO) y Miguel Bazze (UCR) en 2017 canjearon pasajes por sumas entre $ 340 mil y $ 355 mil. El Presidente criticó el sistema y varios legisladores, con “Lilita” a la cabeza, respondieron que usan estos fondos para “recorrer el país” y conocer los problemas de las provincias argentinas. “Él (Macri) viaja en helicóptero desde chiquito, así que no tiene problema, no tiene idea”, dijo una durísima Carrió, que luego trató de bajar el tono de sus declaraciones.

“Si los diputados creen que su salario no es suficiente tienen que blanquear la necesidad de tener uno mejor, pero ese mecanismo de los pasajes no es algo que esté bien, es querer disfrazar algo de otra cosa”, fue el reclamo que hizo el Presidente, y que atendieron las dos cámaras legislativas. Michetti y Monzó intercambian proyectos, aunque cada uno de los cuerpos podría determinar una alternativa distinta.