Con la presencia de autoridades y abanderados y escoltas de las distintas instituciones educativas, se desarrolló el emotivo acto, al cumplirse 36 años del desembarco argentino para dar comienzo a la Guerra con Gran Bretaña. Se entonaron las canciones patrias interpretadas por la Banda Municipal “Cayetano Silva” -dirigida por Dario Ezequiel Fernández- y en la voz de Melisa Pueyo, se recordó a los soldados caídos en combate, hubo manifestación religiosa a cargo del párroco Eduardo Celoria y emotivas palabras de los representantes de las agrupaciones de veteranos: Mario Pakolavski por el Centro de Veteranos de Venado Tuerto y Rubén Rubi Cormick por la Unión de Veteranos de Guerra del Sur de Santa Fe. A su vez, hubo discurso y reconocimientos a los héroes por parte de la Agrupación Hijos Malvinenses.

La palabra oficial por el Municipio corrió por cuenta del subsecretario de Cultura y Educación, Sebastián Roma. Al término del acto, el intendente, José Freyre dialogó con el móvil de Radio Jota FM 98.3, reflexionando y honrando “a nuestros héroes de Malvinas, aquellos que no están y aquellos que gracias a Dios están. A ellos y a su familia los honramos y valoramos todo el esfuerzo que han hecho”. En ese contexto, el mandatario dijo que “no la consideramos una guerra absurda, porque al héroe malvinero le interesa que sea reconocida su tarea. Hay que ponerse en el lugar de ellos, chicos de 18 o 19 años que fueron llevados a pelear, y que cuando volvieron se encontraron con una sociedad indiferente durante mucho tiempo.

A la vez, Freyre volvió reclamar “por nuestra soberanía”, aclarando que “no es sólo por un pedazo de tierra”, porque “soberanía también es lo que hace la inclusión, a que tengamos una Argentina justa, solidaria y para todos”.

Antes del acto hubo una caminata de los veteranos junto a familiares y allegados y un desayuno entre los veteranos y las autoridades políticas.

Por último, en horas cercanas al mediodía se desarrolló la habitual ofrenda floral en la Plaza Rosario Vera Peñaloza, escenario natural del acto pero que en este caso de manera preventiva por las condiciones climáticas se trasladó al Colegio Ex Normal, al mismo tiempo que se suspendió la vigilia de los ex combatientes en las horas previas.