Este martes, a las 3 de la tarde, el Sindicato de Aceiteros de Rosario convocó, en las puertas de la fábrica que Cargill posee en Villa Gobernador Gálvez,, a una nueva actividad en pos de rechazar las treinta y tres cesantías registradas en dicho predio junto con el que también se produjeron en la planta de Punta Alvear.

Para la ocasión se anunció una mateada y la presentación del grupo de rock rosarino Los Farolitos.

“En la lucha por la reincorporación de todos los trabajadores es importante seguir demostrando la unidad y lo mejor es hacerlo en familia”, comunicaron los trabajadores.

El gremio expuso datos que, según un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario, sitúan a Cargill como el primer exportador argentino en granos, durante 2017, a modo de argumentar su rechazo por la medida adoptada por la firma.

De las 44 cesantías iniciales, 11 aceptaron un retiro voluntario, por lo que se transformaron en 33.

Cargill insiste en que no son despidos, pues esos puestos serán reemplazados por otros empleados.