La diputada estuvo invitada al programa de Mariana Fabbiani

Pese a ser aliada de Cambiemos, la diputada Elisa Carrió no se calla nada. Ahora, dejó en claro que no coincide con Mauricio Macri en relación con un tema que desató la polémica entre el Ejecutivo y el Poder Legislativo: el canje de pasajes aéreos por dinero en efectivo.

El Presidente había asegurado: “Si los diputados creen que su salario no es suficiente, que planteen un aumento”. Carrió se diferenció. “Para mí es ‘gastos de movilidad’. El problema es que es un mal sistema implementado por los presidentes de las cámaras. Hay que poner ‘gastos de movilidad’. Lo que yo canjeo es legal y legítimo”, dijo la diputada en el programa El diario de Mariana. Además acotó: “Ser diputado nacional implica viajar por toda la Nación. Yo la recorrí toda en auto. Esto es público y nadie lo duda”, explicó.

Fiel a su estilo y sin pelos en la lengua, en relación con la opinión del Jefe de Estado, Carrió lanzó: “Él viaja en helicóptero desde chiquito, así que no tiene problema, no tiene idea, viaja en aviones privados”.

“Hay que aclararle a toda la Argentina que los diputados somos los únicos que no cobramos antigüedad. Si quieren que sea una empleada pública páguenme antigüedad”

 

De acuerdo a un estudio de la Fundación Directorio Legislativo, Carrió está en el podio de los diputados que más plata canjearon el año pasado. Al frente del ranking la acompañan Alberto Roberti, del Partido Justicialista, y Nilda Garré, del Frente para la Victoria (FPV). En total, los legisladores sumaron entre 340 mil y 355 mil pesos.

Después de que trascendió a la prensa el dinero que reciben los diputados por el canje, el presidente dijo que “no está bien” y pidió terminar con la metodología. “Si los diputados creen que su salario no es suficiente, tienen que blanquear la necesidad de tener uno mejor”, planteó días atrás.

Casi 100 diputados podrían perder el beneficio si se aprueba alguno de los tres proyectos que tiene Cambiemos para terminar con lo que el bloque considera un “sobresueldo”. Las iniciativas plantean eliminar los tickets aéreos para los legisladores que representan a la Capital Federal (25) y la provincia de Buenos Aires (70). Sin embargo, recibirían una compensación de viáticos. Si se convierte en ley, el Estado ahorraría 20 millones de pesos.