El acto conmemorativo tuvo lugar en la plaza Adolfo Mecca (Sanjavierino que falleció en el hundimiento del Belgrano) y fue presidido por el Intendente Mario Migno, acompañado por el senador José Baucero y la directora de la escuela Fran Ermete Costanzi, Mabel Vivas.

El momento de mayor emoción del acto fue la alocución de la joven de 22 años, hija de Rubén Alberto Maciel, ex tripulante del Crucero General Belgrano, quien expresó “decidí escribir para aquellos que no saben quiénes son los ex combatientes, mi papá tuvo la suerte de regresar al continente, junto a su familia y seres queridos, pero hace 36 años, papá guarda en lo más profundo de su corazón aquellos recuerdos, porque una vez en tierra la consigna fue no hablar”.

“Como hija vivo esta fecha con orgullo, orgullo de poder acompañarlo y tenerlo cerca, de decir que papá está con nosotros y es un héroe de este conflicto”, añadió.

“Desde el regreso de la guerra hasta incluso en los 90, pasaron a luchar por una aceptación social, el olvido y la negación colectiva fue lo más duro, quizás lo más denigrante que sufrieron los sobrevivientes, la sociedad miro para otro lado, no recordó a los que murieron, ni contuvo a los que volvieron. Remarco esto porque hubo más excombatiente muertos post guerra que muertos en combate.”

Malvina Maciel consideró “la sociedad los hizo a un lado, una cruel y dura sociedad llamándolos los “loquitos de la guerra”, no solo hablo de algunos, si no de hombres y mujeres. Como hija eh tenido que pasar por comentarios muy dolorosos de personas que poco saben lo que fue ese momento. Pienso cuantas veces papá o alguno de sus compañeros excombatientes habrán escuchado hablar así a la gente, si a mí me dio un profundo dolor y bronca escuchar estos comentarios, no imagino a ellos”.

“Mi papá hoy con 57 años, tiene una mirada triste, pero hace 36 años volvió y a pesar de su dolor continuo con su vida, después de haber estado dos años encerrado en su casa pudo salir, agradezco a muchas personas que hicieron posible que papá, esté donde está hoy, que lo motivaron y lo ayudaron a salir”, indicó.

“Hay que rendirle homenaje hoy que están con nosotros. No creo que el alivio de papá sea que lo llamen por teléfono invitándolo a ceremonias solo por obligación, el alivio de papá y sus compañeros es que no se omita ninguna información, la gente está muy poca informada y se interesa muy poco por el tema Malvinas. No debemos cambiar ni olvidar la historia, debemos sentarnos, preguntarles y escucharlos hoy más que nunca. Porque es una herida que no sana, una herida abierta. Y porque ellos no eligieron, les toco y ya demasiado tienen con eso”, finalizó.

El acto

Fue organizado por la Municipalidad de San Javier, la Comunidad Educativa de la Escuela N° 853 “Fray Ermete Costanzi” y el Centro de Veteranos de Guerra de San Javier.

El acto se realizó en la Plaza Adolfo Mecca

El programa de actividades que se llevaron a cabo fue el siguiente: Entrada Banderas de Ceremonias. Izamiento de nuestra Enseña Patria. Encendido de antorcha. Himno Nacional Argentino. Ofrenda floral. Minuto de silencio. Liturgia de la palabra, a cargo de la Religiosa, Hermana Érica. Palabras alusivas de la directora Mabel Vivas, el ex combatiente Baltazar Gaitán y el Intendente Mario Migno.

Posteriormente se cantó la Marcha de las Malvinas. Se entregaron presente a los ex combatientes. Se presentó por primera vez la canción de la escuela 853 (letra alumnos 7° grado 2017 y música del profesor Christian Almada, quien también interpretó la canción “Solo le pido a Dios” de León Gieco.

Finalmente ex combatientes, alumnos y docentes de la escuela anfitriona realizaron una suelta de globos de color azul y blancos.