Santa Fe: seis años y ocho meses de prisión a un joven que robó dos veces una farmacia

Se trata de Leonardo Rafael Ábalos de 21 años. Los ilícitos los cometió con un arma de fuego, en julio y en diciembre del año pasado. También deberá pagar una multa de tres mil pesos. La fiscal que investigó el caso fue Rosana Peresín.

Un joven de 21 años identificado como Leonardo Rafael Ábalos fue condenado a seis años y ocho meses de prisión efectiva por dos robos calificados (por el uso de arma de fuego) y por tenencia ilegítima de arma de fuego, ocurridos entre julio y diciembre de 2017. La pena fue impuesta por el juez Eduardo Pocoví y notificada la semana pasada a la fiscal Rosana Peresín, quien tuvo a su cargo la investigación de los ilícitos.

El primer ilícito fue cometido por Ábalos en horas de la mañana del sábado 29 de julio de 2017. “En esa oportunidad, el condenado ingresó a una farmacia ubicada en inmediaciones de Aristóbulo del Valle al 7700, apuntó con un arma de fuego al empleado y le exigió que le entregara el dinero de la caja registradora. Finalmente, se llevó 500 pesos”, detalló la fiscal Peresín.

El viernes 15 de diciembre –también del año pasado–, Ábalos volvió a robar en la misma farmacia. “Apuntó con un arma de fuego al empleado y a dos clientes que estaban en el local, sustrajo relojes, perfumes, anteojos de sol y otros artículos”, indicó la funcionaria del MPA.

“En el marco de la investigación de los hechos, se realizó un allanamiento en la casa en la que estaba domiciliado Ábalos, el cual se llevó a cabo –con la debida autorización judicial– una semana después del segundo ilícito”, precisó Peresin. Personal de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo al joven y le secuestró un revólver; una escopeta calibre 16; cartuchos y varios de los elementos que había robado días atrás en la farmacia.

Pago de multa

Además de la pena de cumplimiento efectivo, se impuso al condenado el pago de una multa de tres mil pesos, tal como lo permite el Código Procesal Penal de la provincia. En tal sentido, el artículo 426 establece que “[…] Los importes provenientes de las multas referidas se destinarán al Ministerio Público Fiscal para el eventual pago de costas y, cuando la ley lo disponga, a un fondo para el mantenimiento de la defensa oficial, en la proporción que la reglamentación establezca”.