Una mujer pidió ayuda por violencia familiar y terminó denunciando por abuso a empleado municipal

La víctima se acercó al Area de Atención Psico Jurídica de Violencia Familiar para solicitar asesoramiento, ahí fue atendida por un psicólogo que la citó a un consultorio donde la manoseó.

2018-04-01 rosario
El acusado trabaja en el Area de Atención Psico Jurídica de Violencia Familiar

Una mujer denunció que fue abusada por un empleado de la Municipalidad de Rosario. La víctima se presentó en el Ministerio Público de la Acusación para dar cuenta de que un psicólogo del Area de Atención Psico Jurídica de Violencia Familiar que, según la presentación judicial, la atendió en un consultorio donde abusó de ella.

El abogado de la víctima, Lionel Dvortetz, confirmó que la denuncia fue realizada el 28 de marzo en la sede de Fiscalía y que mañana se presentará una ampliación. “Ella se presentó la semana pasada y el caso fue tomado por la fiscal (Nora) Marull”, dijo a La Capital el letrado.

“Una vez que sucedió el hecho, mi clienta volvió a la oficina, se entrevistó con las directoras del área y ellas la convencen de hacer la denuncia ese mismo día, entonces fue al Ministerio Público de la Acusacion donde arribó con dos abogadas de la Municipalidad que le dieron acompañamiento”, relató Dvortetz.
Si sos víctima de violencia de género podés comunicarte con el Teléfono Verde (0800 444 0420), todos los días del año, durante las 24 horas

La denunciante tiene 37 años y se dedica a vender viandas en oficinas municipales, es por eso que ante una compleja situación familiar decide solicitar ayuda en una de las dependencias a la que solía llevar pedidos. La relación conflictiva de su hijo de 14 años con el padre fue el detonante que el pasado 22 de marzo se agravó con insultos y amenazas por parte del progenitor.

En ese sentido, Dvortetz señaló: “Mi clienta se acercó al Area de Atención Psico Jurídica de Violencia Familiar, ubicada en Santa Fe 638, donde fue atendida por uno de los empleados municipales, el único varón que trabajaba en la sección y que era psicólogo, le ofreció atenderla en su consultorio y le dio un turno urgente”.
“Me abrazó, suponía que se trataba de un gesto de contención, pero luego comenzó a besarme y a manosearme”

La mujer contó que, en el consultorio privado del profesional, fue entrevistada por el profesional, quien no sólo le pidió detalles de su historia familiar sino también sobre sus deseos como mujer.

También admitió que, aunque trató de evadir las preguntas, se sintió incómoda y manifestó que no quería hablar sobre ello, el hombre insistió.
“Me decía ‘vos no sos de arreglarte mucho, ¿no?’, me hablaba sobre mi cabello, me pidió que me saque la colita del pelo, y yo todo el tiempo intentaba ignorarlo y seguir la conversación. Hasta ahí me sentía incómoda pero pensaba que era normal”, reveló la víctima, en la denuncia judicial.

Asimismo, afirmó que, en un momento de la conversación, hablando de su madre, se quebró en llanto y fue en ese momento de vulnerabilidad cuando el psicólogo se trasladó el sillón donde estaba sentgada ella y la abrazó.
“Aún suponía que se trataba de un gesto de contención, pero luego comenzó a besarme y a manosearme. Cerré los puños y la boca, quedé paralizada por el asco y la sorpresa, después reaccioné, lo empujé con fuerza para sacármelo de encima, le decía desesperada ¿qué haces?”, contó la mujer.

“Me respondió: ‘Si viniste para esto’. Traté de abrir la puerta que estaba cerrada con llave y él continuó acosándome y me decía: ‘Negrita quédate dos minutos más que te parto en cuatro'”, detalló.

Al final pudo escapar y a los pocos días volvió a la misma oficina de la Municipalidad donde le explicaron que el psicólogo “cumple tareas administrativas y no profesionales”. Desde el área en cuestión, alentaron a la mujer a formalizar la denuncia en Fiscalía.