El llamado de un vecino alertó de la situación.

En el lugar, los uniformados encontraron a un caballo que a simple vista estaba en muy malas condiciones. Su dueño, un hombre de 58 años, no podía acreditar con papeles la propiedad sobre el animal.

El equino fue trasladado junto al hombre a la comisaría 12, donde el animal, ya sin fuerzas, se desvaneció.

El veterinario policial constató que el caballo tiene bajo peso y debilidad en sus extremidades; también hizo retirarle las herraduras que estaban en pésimas condiciones e indicó que la recuperación del equipo llevaría 90 días, por lo que el fiscal dispuso que dicho proceso se cumpla en el centro de atención y rehabilitación de la Ong S.O.S. Caballos.

Respecto al dueño del animal maltratado, el fiscal Dr. Arturo Haidar dispuso su identificación por violación a la ley 14.346 (conocida como ley Sarmiento).