Sigue la discusión por el canje de pasajes

La polémica en torno al canje de pasajes de avión por dinero que hacen los diputados y senadores de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires generó la reacción del propio Mauricio Macri. El Presidente se mostró en contra de que los legisladores compensen su salario cambiando los tickets que no usan por plata en efectivo.

A raíz de eso, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, ya tiene tres borradores en su despacho que le darán fin a este “sobresueldo” en el Congreso. En caso que se apruebe la medida, el Estado ahorraría 20 millones de pesos.

La iniciativa plantea eliminar los tickets aéreos para los legisladores que representan a la Capital Federal (25) y la provincia de Buenos Aires (70). Es decir, 95 en total. Sin embargo, recibirían una compensación de viáticos.

Leer más:

Mauricio Macri pidió terminar con el canje de pasajes de los diputados

De los 257 diputados que hay en la Cámara Baja, el 80 por ciento que canjea los boletos por efectivo son precisamente los de estos dos distritos. Cada pasaje cuesta $4.500, pero reciben $1.350 si los cambian. Esto puede llegar a significar un extra de 40 mil pesos por mes, sobre el sueldo de 95 mil pesos.

Cabe aclarar que todavía no está confirmado si en el Senado se replicará la medida, aunque se espera que sí.

Según un estudio de la Fundación Directorio Legislativo, los diputados Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, y Alberto Roberti, del Partido Justicialista, sumaron cada uno un adicional de 355 mil pesos por canjear sus pasajes. También Nilda Garré, por el Frente para la Victoria, y Paula Urroz, por el PRO. En este privilegio no hay grieta.