El clima está enrarecido en Boca. Puntero en la Superliga y hace más de un año en Argentina, pero perdió la Supercopa con River y los rumores por la lesión de Carlos Tevez y su rendimiento hacen que el rpesente no sea todo lo bueno que debería ser. Es por eso que Rafael di Zeo y un grupo de barrabravas del Xeneize se apareció este sábado en Casa Amarilla para hablar con el plantel.

La “visita” de La 12 no fue violenta ni en malos términos, ya que estaba pactada desde el jueves. Algo curioso también, ya que no es habitual que la barra pida una entrevista con los futbolistas. Y menos normal es que se la den.

La barra de Boca se hizo presente en Casa Amarilla luego de la práctica y mantuvo una charla con el plantel. Fue en buenos términos. Se hizo foco en la derrota ante River, en las peleas internas y en los escándalos nocturnos. Se pidió la Copa Libertadores.

Lo que pidieron -justo antes del partido clave ante Talleres- es que los jugadores dejen de lado las distracciones y se enfoquen en ganar la Copa Libertadores.