Una vez en el lugar, los agentes entrevistaron a un hombre de 34 años de edad, el cual les permitió a los actuantes ingresar al establecimiento a realizar una verificación.

Seguidamente, los uniformados avistaron en el patio a un joven de 21 años de edad, que se encontraba escondido y tenía en su poder elementos electrónicos y un botiquín. Simultáneamente, los efectivos observaron a otro muchacho de 18 años de edad, que se hallaba agazapado con otros elementos sustraídos.

Posteriormente, se constató que los mencionados individuos habrían roto una ventana y escalado la misma para poder ingresar al centro educativo. Por tal motivo y por razones de jurisdicción, trasladaron a los sindicados a la Seccional 4ta, y una vez en la sede policial le dieron conocimiento al Fiscal de turno.