Aníbal Fernández aseguró el sábado que “todavía nadie pudo explicar de manera científica cómo murió Alberto Nisman”. El fiscal de la UFI-AMIA fue encontrado el 18 de enero de 2015 con un tiro en la cabeza en el baño de la casa en Puerto Madero.

“Yo no voy a hablar porque era jefe de Gabinete cuando eso pasó. Tengo una idea, pero me la reservo”, se excusó Fernández, aunque en ese momento era secretario general de la Presidencia de Cristina Kirchner.

El también exsenador insistió en Podemos Hablar: “Gran parte del presupuesto que tenía Nisman en la unidad especial que investigaba el atentado a la AMIA fue gracias a mí”.

“Tuve una muy buena relación con Nisman, pero su denuncia contra la expresidenta fue muy mala porque no tenía fundamento”, consideró el exsecretario general de la Presidencia.

Finalmente, Fernández afirmó que votaría “cien veces más” el memorándum de entendimiento entre la Argentina e Irán, por el que el fiscal Nisman denunció a la ex presidenta por “dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní” por el atentado en la sede mutual judía.