El partido de esta tarde comenzó de los más accidentado para Newell’s. Incluso, el mal de lesiones se inició antes del pitazo de Pompei. Es que el arquero Luciano Pocrnjic no pudo comenzar el encuentro por una sobrecarga muscular sufrida en el calentamiento pre competitivo y el golero titular debió ser Nelson Ibáñez.

Pero lo más grave de todo fue lo que le sucedió a Brian Sarmiento: a los 5 minutos de partido, cerca del córner derecho del ataque leproso, retenía el balón y el ser apareado por Sosa, quiso desprenderse de la pelota pero su tobillo izquierdo quedó trabado en el césped.

Las imágenes son impresionantes. Y lo que más se temía fue el diagnóstico que surgió de los estudios que le realizaron en un sanatorio privado de la ciudad: fractura de tobillo izquierdo. Brian salió del césped con la zona inmovilizada por una férula y a puro llanto. En su lugar entró Víctor Figueroa.

Como si todo esto fuera poco, en el minuto 14 el que pidió el cambio fue Bruno Bianchi luego de ejecutar un remate que le provocó un tirón. Esto hizo que saltara del banco el juvenil Stéfano Callegari, que debutó en la primera división rojinegra.