Los ediles oficialistas indicaron que recibieron muchas consultas sobre el tema.

La sorpresa por el cambio en la cantidad de anotados para participar del sorteo de las 53 viviendas que se concretó el pasado martes sigue dando de qué hablar. Es que aún persisten las dudas sobre el por qué se dio el cambio de los 1.944 anotados en el padrón provisorio a los 2.448 que finalmente participaron.
En ese marco, los concejales del oficialismo local, Evangelina Garrappa y Jorge Muriel, reclamaron la presencia de los funcionarios de la Dirección de Vivienda y Urbanismo en nuestra ciudad para dar las explicaciones del caso.
“A raíz de todas las quejas que recibimos, presentamos una resolución solicitando que venga un funcionario provincial a dar la cara. Tenemos el Nodo disponible para hacerlo”, dijo Evangelina Garrappa a La Opinión. “Hay que explicar qué pasó, porque algo tan sensible como la vivienda no puede estar sospechada, no puede quedar ninguna queja”, completó.
“Sabemos que hubo un comunicado. Pero eso es lejano para la gente, que es la que nos viene a reclamar a nosotros. Creemos fundamental la presencia de un responsable para dar las explicaciones del caso. Debería haber venido el miércoles. Esperemos que lo hagan pronto”.
“No queremos ser alarmistas, pero no queremos que esto se convierta en las 111 viviendas de la escribana”, dijo Jorge Muriel. “El haber inscripto a 1.944 familias y en menos de una semana aparezcan 504 más, terminando 2.448 anotados, merece una explicación. Personas que figuraban como no aptas terminan siendo elegidas como ganadoras (16 titulares y 6 suplentes). La gente puede verlo todavía ahora a eso. ¿Cómo se explica?”, agregó.
“El sorteo fue transparente, se hizo por la Lotería de la Provincia. Por eso, creemos imperioso que vengan Diego Leone o Lucas Crivelli (ambos, responsables de la DPVyU). Porque la preocupación crece con el paso del tiempo. Podríamos mostrarte todos los mensajes por Whatsapp que nos llegaron. Lamentamos que el listado depurado nunca se haya publicado ni en la página web ni en el Nodo”, completó Muriel.
“Cuando la Municipalidad entrega becas, se anuncia que en determinado día se van a publicar en la puerta de la Secretaría de Educación. Si me quedan dudas, puedo entrar a la oficina y evacuarlas: porqué no resulté beneficiado, qué me faltó, etc.”, dijo Garrappa, quien dio un ejemplo de la falta de comunicación: “si el propio Director Ejecutivo del Instituto Municipal de la Vivienda (entidad que aportó terrenos para parte de las casas), Marcelo Bersano, no tenía el padrón definitivo…”
“Responsablemente, deben dar las explicaciones que hoy la sociedad está reclamando”, dijo Garrappa y completó Muriel: “alguien debe dar explicaciones físicamente, dando la cara. Los que no ganaron, todos quedaron disconformes. Porque para muchos esta clase de planes es la única forma de poder alcanzar a cumplir el sueño de la vivienda propia. Es una desprolijidad. Esto no hace otra cosa más que generar dudas en el sistema y que no debería haber existido porque hay un montón de mecanismos bien implementados. Pero se falló. Y uno de los puntos que deben explicar por qué alguien que no es apto queda como ganador”.