Los vecinos colaboraron con la búsqueda del menor

Este viernes por la tarde se vivieron momentos de tensión y desesperación en la zona del Arroyo Cululú, cerca del puente del hierro que une Cululú con Esperanza.

El motivo fue que una madre identificada como Micaela, oriunda de Rafaela, comenzó a buscar con desesperación a su pequeño hijo Nicolás Esteban de 3 años. Se encontraban en la zona cercana al río compartiendo la tarde con su familia.

La situación de desesperación fue creciendo, todas las personas que se encontraban en el lugar comenzaron a buscarlo, se encontraba en el lugar el Bombero Zapador César Josviack quien se comunicó con las fuerzas de emergencia, primero llegó con la Guardia Los Pumas, luego agentes de la subcomisaría de La Orilla y también se incorporaron los Bomberos Voluntarios de Esperanza.

Caía el sol y la situación era crítica. Aseguraban que no había caído al agua del arroyo y entonces la búsqueda se realizaba en zona de montes.

Muchos de los pescadores comenzaron a caminar los senderos, otros lo hicieron con su moto en la desesperada búsqueda del menor. Finalmente César, así identificado el protagonista que se trasladaba en moto por esos senderos, lo encontró y junto a un allegado llevaron al niño a brazos de su madre.

Fue encontrado sin toda su ropa y no hablaba, lo que preocupó a sus familiares y a las autoridades presentes que dispusieron el rápido traslado al SAMCo Esperanza para su control.

Continuaron allí las actuaciones policiales y su traslado a conocimiento de la fiscalía en turno. En la imagen (redes sociales) los jóvenes que encontraron al niño que se saludaban tras el final feliz de la historia.