En barrio Las Flores los vecinos organizaron un clásico barrial entre hinchas de Colón por un lado y de Unión por el otro.

El objetivo del partido era impedir que en donde los chicos juegan al fútbol, en uno de los pocos potreros que quedan en la ciudad, se construya un playón deportivo.

Durante este sábado se pudo ver una linda jornada de fútbol con banderas rojas y negras y rojas y blanca. “Fue un clásico en paz”, contaron a Sin Mordaza algunos presentes.

Foto: Mario Galoppo