Un grupo de vándalos rompió los baños de la terminal.

La estructura de la estación terminal de ómnibus sufrió el ingreso de un grupo de vándalos en la víspera del feriado largo. En la madrugada de este viernes, jóvenes destrozaron los baños de hombres y mujeres y provocaron que los mismos se inunden.

Las roturas en los caños de agua provocaron los desbordes y además, generaron un aspecto de suciedad total en el interior de las instalaciones que debieron ser limpiadas y reparadas en horas de la mañana por el personal de mantenimiento.

Lo curioso es que en la parte superior de la estación terminal funciona la oficina del 911, el sistema de atención a las emergencias, y además también, en los locales contiguos opera el circuito de cámaras de videovigilancia, por ende se entiende que quedaron registros de los repudiables hechos.