Foto archivo.

Estados Unidos abandonará “muy pronto” el país envuelto en una guerra civil. “Y, por cierto, acabaremos con el Estado Islámico (EI)”, afirmó. Otros deberán ocuparse de ese conflicto, añadió.

Su declaración se contradice con la visión del Departamento de Defensa, informan los medios. Un colaborador del ministerio indicó a CNN que no tienen claro qué quiso decir el presidente con su declaración.

Pocas horas antes del discurso de Trump, la portavoz del Pentágono, Dana White, había dicho que aún hay mucho por hacer en Siria para garantizar una victoria duradera sobre los extremistas. El secretario de Defensa, James Mattis, y el ex secretario de Estado Rex Tillerson se habían manifestado a favor de una permanencia. También el sucesor designado de Tillerson, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, consideran que hay que seguir presentes en Siria, según la web “Politico”.

El Pentágono ha confirmado la presencia de unos 2.000 soldados estadounidenses en Siria, la mayoría miembros de las fuerzas especiales, indicó “Politico”. Los efectivos apoyan a milicias rebeldes que combaten al Estado Islámico (EI).