De acuerdo a la información difundida por la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA), existe una gran cantidad de mitos alrededor de la arteriosclerosis que dificultan su diagnóstico precoz. En consecuencia, la enfermedad no se detecta a tiempo, lo cual puede impactar negativamente en el tratamiento y en el desarrollo futuro del paciente.

La detección precoz y la prevención son dos de los pilares centrales en el tratamiento de esta patología. Sin embargo, es importante señalar que el desconocimiento y la información errónea que se tiene sobre la enfermedad, también pueden ser un obstáculo al momento de determinar el diagnóstico.

La arteriosclerosis es una enfermedad de los vasos sanguíneos que se produce por una acumulación de grasas en la pared de las arterias. En consecuencia, la sangre circula con mayor dificultad y aumenta el riesgo de obstrucciones.

Es la causa de patologías tan graves y prevalentes como el infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares. Es por eso que el cuidado de las arterias se ha transformado en una de las formas de prevención más importantes.

Al ser una enfermedad grave y silenciosa, es fundamental difundir su conocimiento entre la población general, así como dar pautas adecuadas para su prevención. Por eso, desde la institución española han señalado que existen algunas afirmaciones que son incorrectas y que es importante aclarar para contribuir a este objetivo.

Así, en primer lugar, la SEA señala que la arteriosclerosis no es una enfermedad que afecte solo a las personas de mayor edad. Actualmente, un alto porcentaje de la población tiene factores de riesgos cardiovasculares que favorecen la aparición de arteriosclerosis a una edad -entre 40 y 50 años- más temprana de la que era habitual en el pasado.

Por otro lado, los especialistas advierten que el colesterol no es solo una cuestión de cifras, es decir, que para una valoración médica de los valores de colesterol, se deben tener en cuenta otros indicadores. Los factores de riesgo del paciente -hipertensión arterial, dislipemia, diabetes, sedentarismo, antecedentes familiares de sufrir problemas de corazón, entre otros- son aspectos centrales a considerar al momento de leer las cifras de colesterol.

La arteriosclerosis puede detectarse por medio de pruebas diagnósticas no invasivas antes de que aparezcan los síntomas o de que provoquen complicaciones como el infarto de miocardio.

Al mismo tiempo, la SEA explica que los cuidados que las personas deben tener para prevenir esta patología son iguales para todas las personas. Esto significa que tanto hombres como mujeres deben tomar los mismos recaudos para disminuir los riesgos de desarrollar arteriosclerosis y también otras enfermedades cardiovasculares relacionadas con el aumento del colesterol.

Desde el punto de vista de la alimentación, es importante que esté basada en un elevado consumo de algunos productos que pueden contribuir a la buena salud. Los cereales, legumbres, frutas, verduras y pescado son algunos de los productos recomendados para mantener una dieta saludable. Asimismo, consumir poca cantidad de lácteos y carnes ricas en grasas puede ser beneficioso para la salud de los vasos sanguíneos.