Este jueves, en Santa Fe, Unión derrotó a Deportivo Norte por 95 a 67. Fue por su vigésimo cuarto partido en la Conferencia Norte de la Liga Argentina. Gastón Torre fue el máximo goleador de la noche con 21 tantos.

La noche del Tatengue comenzó con una buena efectividad. El quinteto inicial fue aumentando los números del marcador, mientras que del otro lado, Rodrigo Gallego intentaba aminorar el daño. A tres minutos de que se termine el tiempo, Nicolás Borsellino hizo su debut, y algunos segundos después hizo sus primeros puntos. La parte inicial culminó con 20-14.
El segundo período fue para estirar diferencias. Aunque en el principio Rodrigo Gallego descontó, rápidamente hubo respuesta del local que con un triple de Rodrigo Haag logró llegar a +10. La ventaja siguió en crecida, hasta que de dos, James Cambronne llevó a su equipo al +16. Jarrell Martin lo imitó, pero de poco sirvió, ya que los protagonistas se fueron al vestuario con un 46-32.

El tercer cuarto encontró a un Unión muy bien parado a la hora de defender, lo que dificultó que los de Alejandro Cuppuluti puedan marcar con facilidad. Al final de los diez minutos, la diferencia era a favor del dueño de casa. En esta instancia, la figura de Gastón Torre se agigantó, y empezó a adueñarse de las estadísticas. 68-49 fue el resultado a poco de culminar la noche.

Los últimos diez minutos confirmaron todo lo hecho anteriormente por los de Ponce. De a poco, y con un juego colectivo que parece indicar el camino, fueron sumando hasta tener la mayor ventaja a su favor (+30). Fue James Cambronne, también de gran partido, quien sentenció las tres decenas de tantos que separaban al Tatengue de su rival, y Franco Borsellino encestó en el otro lado para descontar. Al sonar la chicharra, todo fue festejo para un Unión que ganó por 95 a 67 gracias a una defensa digna de imitar y una muy buena efectividad.

Sobre el encuentro, el máximo goleador, Gastón Torre, dijo: “Lo necesitábamos. Es importante que, en lo que queda, mejoremos nuestro juego, nos enfoquemos atrás, dirijamos bien la energía, la concentración, y hoy lo hicimos durante todo el juego. Del lunes a hoy cambiamos la cabeza, es un convencimiento. Yo creo que las ganas de este equipo siempre están, siempre se quiere ganar. Hemos sido irregulares, pero de eso se aprende. Aún podemos hacer el click, de hecho hoy lo hicimos, y se notó en la cancha”.

Quien también brindó su opinión sobre la victoria fue el recientemente llegado Nicolás Borsellino que expresó: “Hoy nos vamos todos felices. Me sentí cómodo. Creo que hoy pude dar un poco más de intensidad y de agresividad. La clave fue la defensa, y no enloquecerse en ataque. Crep que le puedo dar mucho más al equipo, y tengo que agarrar un poco más de básquetbol. Siempre está bueno acoplarse a un equipo que gana”.
De esta manera, el Tatengue volvió al récord cero, es decir, misma cantidad de encuentros ganados y perdidos. Volverá a jugar este jueves 5 de marzo frente a Libertad de Sunchales en el Estadio Ángel P. Malvicino, en busca de seguir por el camino de la victoria.