La persistente pérdida de puestos de trabajoen el sector industrial llevó al comercio a destronar a la actividad fabril como principal empleador privado, por apenas una docena de asalariados. De acuerdo a datos oficiales dados a conocer ayer, por primera vez el rubro manufacturero se ubicó segundo en la lista en el arranque del año, con una baja interanual de 1,2%, reflejando el cambio en la matriz económica impuesta por el macrismo.

Por el contrario,Comercio y reparaciones avanzó 1,1% en enero en relación al mismo mes del año pasado, según las cifras del ministerio de Trabajo, y empleó a 1.189.400 personas. Consultados respecto a esta modificación en el mercado laboral, funcionarios de la cartera evitaron hacer una evaluación de esta dinámica, aunque reconocen que la apuesta está en el sector energético, agrícola, turismo, comercio, intermediación financiera y construcción, con la industria en un muy lejano segundo plano.

En total, el empleo asalariado subió 1,2% interanual con una incorporación de 73.400 trabajadores. Más de la mitad del alza estuvo explicada por la construcción, que aportó 40.700 puestos, un crecimiento de 9,8% frente a igual período de 2017, el más alto de todos los sectores. También hubo avances importantes en servicios sociales y salud (8.700 ó 2,8%), enseñanza (8.000 ó 2,1%) y la actividad inmobiliaria con 8.300 ó 1% más de empleos. Por su parte, explotación de minas y canteras perdió 2.400 ó 2,8% de sus puestos, aún vapuleada por la contracción en la actividad petrolera.

La variación mensual desestacionalizada mostró un retroceso de 4.100 ó 0,1% en la cantidad de asalariados. Hay que remontarse a abril del año pasado para encontrar una caída de esa magnitud.

Te puede interesarLa meta del 15% es lo de menos: ya arrancó el plan de Mauricio Macri para llegar al 2019 con tres años de crecimiento y déficit en baja

El total de trabajadores registrados en enero fue de 12.299.700 y creció 1,7% en términos interanuales, al sumar 202.400 empleos, el porcentaje más bajo desde julio del año pasado. En el sector público el alza fue de 53.000 ó 1,7%, mientras que los monotributistas sociales se incrementaron en 38.400 ó 10,1%.

En tanto, el sector privado absorbió 111.100 trabajadores, un 1,3% más. Si bien la mayor parte fueron asalariados, los monotributistas se expandieron en 47.800 ó 3,2% y los empleados en casas particulares en 8.900 ó 1,9%. A su vez, los autónomos bajaron en 19.000 puestos ó 4,6%.

La medición mensual desestacionalizada mostró un retroceso de 13.800 puestos, un 0,1% menos, arrojando un número negativo por primera vez desde enero de 2016.

En el ministerio de Trabajopidieron “esperar” a los datos de los meses siguientes para concluir si se trata de una nueva tendencia preocupante o si se trató de una situación especial de enero que puede revertirse en el transcurso del año.

Es que a la baja mensual de los asalariados, también se contrajeron los monotributistas en 14.300 puestos menos (una caída del 0,9%). Sólo el sector público creó empleo en relación a diciembre, con unos 10.300 (0,3%) trabajadores más.