La ciclovía ya se puede utilizar en las dos direcciones.

En el marco de las acciones del plan de movilidad sustentable, el municipio había anunciado a fines de febrero que la ciclovía de la calle Ituzaingó tendría doble sentido de circulación.

Finalmente, en las últimas horas se colocaron postes sobre las calles en cercanía a las arterias transversales con carteles que indican que esta ciclovía se puede utilizar en las dos direcciones.

“Hoy es usada y va a ser más usada en dos direcciones. Esto va a llevar a que los automovilistas tengamos más cuidados, mirar hacia ambos lados al cruzar alguna calle transversal. Cuando disponemos de un lugar exclusivo para la bicicleta va a ser más utilizado si lo usamos en las dos direcciones. El ancho lo permite pero le pedimos a los automovilistas que no estacionen”, había manifestado el intendente José Corral cuando hizo el anuncio.

Y aunque aparecieron los carteles, los automovilistas todavía parecen no tomar conciencia de los peligros que le generan a los ciclistas por estacionar sobre esta vía exclusiva para bicicletas.

Si ya era peligroso que los ciclistas tuvieran que salir de esta vía para esquivar los autos estacionados cuando se dirigían en el sentido de calle Ituzaingó, más riesgoso es ahora que los que se conducen en bici van a quedar “cara a cara” con los automóviles en una situación similar. Es por esto que los vecinos piden la consideración y colaboración de los automovilistas para que no estacionen sobre la ciclovía.

La otra cuestión a considerar es que, si bien se instaló la señaléctica, los semáforos de calle Ituzaingó aún no fueron modificados, por lo que aquellas personas que circulan “en contramano” con su bicicleta por esta calle, no cuentan con la referencia de las luces.

En las próximas semanas, se irá avanzando en las cuestiones puntuales que tienen que ver con brindarle seguridad a los ciclistas, y esta medida sería también aplicada en otras ciclovías de la ciudad.