La ministra de seguridad Patricia Bullrich

Patricia Bullrich cuestionó a los gendarmes que le dispararon por la espalda a un joven que se escapó con su moto para evitar un control vehicular en Lomas de Zamora. “No hay orden de disparar sino de cuidar a la gente”, dijo la ministra de Seguridad, que además calificó como “grave” que los cuatro agentes que estaban a cargo del operativo no hayan informado a la fuerza sobre lo que sucedió. Los efectivos fueron separados preventivamente.

El hecho pasó el domingo cuando Gonzalo Nahuel Sala, de 19 años, circulaba con su moto por la calle Saladillo, en Lomas de Zamora. Un grupo de gendarmes que hacía un control vehicular en la zona le hicieron señas para que se detuviera pero el joven huyó. Los agentes lo persiguieron durante varias cuadras hasta que le dispararon por la espalda. El joven resultó herido de un balazo a la altura de la cintura. Más tarde fue operado y se encuentra internado. Su familia negó que portara un arma.

Leer más:

Gendarmería baleó por la espalda a un joven que intentó esquivar un control

“Se tomó la decisión de apartarlos. No informaron en ningún momento lo que había pasado, violaron la confianza en la construcción de la relación de la Gendarmería con la gente. Justamente el principal objetivo es cuidar a la gente”, afirmó Bullrich, en una entrevista a Arriba Argentinos. “Independientemente de nuestro concepto de entereza y del valor ético que debe tener un gendarme, si tratan de ocultar lo que hicieron quedan fuera de la institución”, expresó.

La funcionaria aclaró que por el momento carecen de “elementos objetivos para analizar” y recordó que la causa está en plena investigación, a cargo del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, por “tentativa de homicidio”. “Nos solidarizamos con la familia (del joven baleado) pero no sabemos que sucedió. Lo de estos gendarmes fue una conducta poco transparente y ocultista”, criticó.

Los investigadores secuestraron las imágenes de las cámaras de seguridad municipales, donde se ve la persecución de los gendarmes al motociclista y ahora son analizadas por la Justicia para tratar de determinar la responsabilidad de quienes dispararon.