El hecho ocurrió en los boliches ubicados a la vera de la Ruta 168

Al menos tres jóvenes de 17 años fueron atacados a golpes, al parecer, por un grupo de rugbiers en un boliche sobre la ruta nacional 168, según denunció uno de los papás de las víctimas. El episodio de violencia se registró esta madrugada en un local bailable situado a la vera de la ruta, y dos de las víctimas debieron ser hospitalizados.

Los hechos

Santiago Gómez, padre de uno de los chicos golpeados, contó que el joven había ido a bailar con sus compañeros de curso y que los problemas comenzaron en el interior del boliche con uno de los amigos de su hijo.

“El problema empezó dentro del boliche. A uno de sus compañeros le pegan dentro del boliche, los sacan los de Seguridad y el problema siguió afuera. Cuando (mi hijo) los va a separar, viene uno y lo taclea. Ahí lo empiezan a patear en el piso y a pegarle”, relató el hombre, quien aseguró que los atacantes “eran 14 ó 15 jugadores de rugby”, aunque dijo desconocer a qué club pertenecían.

“Le pegaron en la cabeza, tiene golpes en la cabeza, la cara, la espalda, un desastre”, expresó Gómez en la Guardia del hospital Cullen, donde el joven recibía asistencia médica, al igual que otro joven de la misma edad. Un tercer chico, amigo del primero, fue derivado al Cullen con escoriaciones leves pero no quiso ser atendido.

“Al hospital ingresó mi hijo, otro chico y su compañero, que no se quiso atender pero tiene el labio hinchado y un golpe en la panza”, relató Gómez.

Abandonado en la puerta

El papá del joven herido dijo estar “muy indignado” porque, al llegar al local bailable para buscar a su hijo lastimado, lo encontró “tirado en la vereda del boliche”. “Lo tuvimos que traer nosotros, el boliche no tiene lugar para contener a un adolescente en caso de un problema, estoy muy indignado”, agregó.