El RRPP habló desde la cárcel

Leo Cohen Arazi se entregó la tarde del miércoles en la fiscalía de Avellaneda, según le confirmó una fuente de la investigación a TN.com.ar. La titular de la UFI 4 de esa localidad, María Soledad Garibaldi, lo imputó por abuso sexual y corrupción de menores en Independiente. Luego, le pidió al juez de Garantías 9, Luis Silvio Carzoglio, que quede detenido. El relacionista público podría declarar en las próximas horas.

Más temprano, Cohen Arazi explicó en TN: “Soy gay y eso no me hace culpable de ningún delito. Se me está acusando de un montón de cosas gravísimas. Lo que yo hago entre cuatro paredes con mayores de edad es un problema mío. Pagué por sexo miles de veces porque no soy Brad Pitt, pero siempre a mayores de edad”.

Cohen Arazi es el cuarto involucrado por el escándalo en Independiente. El primer arrestado fue el juez de línea Martín Bustos el sábado en la localidad de Talar de Pacheco.

Ese misma tarde cayó su abogado, Carlos Beldi, por romper el celular de su defendido. El teléfono es clave en esta investigación porque guarda todos los datos de llamadas, mensajes de texto y redes sociales del usuario.

El tercero, atrapado el miércoles en Ingeniero Budge, fue Silvio Fleyta. Este estudiante, de 24 años, está acusado de captar, reclutar y abusar de los jugadores de las divisiones inferiores de Independiente.

El relacionista público admitió que conoció en un boliche al jugador de las divisiones inferiores de Independiente, de 19 años, pero no a las víctimas ni al resto de los involucrados.

“Yo soy un boludito que reparte tarjetas en boliches, pero nunca pagué por sexo con menores”, juró.