Por estos días, la presencia o no de Diego Maradona en el casamiento de Dalma Maradona y Andrés Caldarelli del sábado 31 de marzo es una verdadera incógnita, y diferentes personas del entorno de la familia y del Diez tienen su propia teoría.

Una de ellas es Verónica Ojeda, ex de Diego y madre de Dieguito Fernando, de cinco años. “Dieguito no fue invitado por razones obvias, porque no conoce a su hermana. A mí no me sorprendió que no lo invitaran”, contó.

Aunque no descartó que Diego vaya a buscar a su hijo ese día para llevarlo a la fiesta. “Si sucede eso lo dejo ir”, aseguró en una nota con el ciclo de Tomás Dente Vino para vos (KZO).

Luego, opinó por la presencia de su ex en el casamiento: “Como lo conozco, yo creo que sí, que va a ir. Y lo tiene que hacer. No se puede perder eso. Sacando los problemas que tengo yo con ella (por Dalma). Te hablo como mujer, mamá y expareja de Diego”.

“Yo pienso y siento que él no puede perderse eso. Es su hija, fue siempre la preferida y si no lo hace se va a arrepentir toda la vida. Tiene que venir y yo creo que va a venir”, aseguró.

Y luego trató de analizar el por qué de tantas dudas sobre su presencia y le pegó un palito a Rocío Oliva, la actual pareja de Diego. “Creo que él debe estar peleando contra él mismo. Debe estar diciendo: ‘si voy me peleo con esta persona, y si no voy me peleo con mi hija. La otra (por Rocío Oliva) es un pájaro carpintero que le pica la cabeza”.

“Es una guerra de poderes, para ver quien tiene más poder sobre Diego. Eso es lo que yo pienso y me hago cargo”, sentenció y cerró: “Ojalá (Maradona) no se pierda más cosas importantes de sus hijos. Que no pase como el día del nacimiento de Dieguito, que no estuvo”.

Por ahora, el vals de padre e hija es una escena que no se sabe si ocurrirá. Luego de que Diego asegurara que no iba a ir al casamiento porque Rocío no estaba invitada, Dalma viajó a Dubai y acercó posiciones, pero a falta de pocos días la incertidumbre continúa.