El Consejo Económico y Social debatió sobre el mundo laboral e institucional de las mujeres

Más de 60 mujeres del consejo, invitadas especiales y ministras dialogaron con la economista Mercedes D`Alessandro para analizar desafíos y generar acciones con perspectiva de género.

2018-03-28 consejo mujres
Más de 60 mujeres del consejo, invitadas especiales y ministras dialogaron con la economista Mercedes D`Alessandro

El Consejo Económico y Social de la provincia de Santa Fe (CEyS) llevó a cabo este martes una actividad especial para analizar y debatir sobre la situación de las mujeres en el mundo del trabajo y de las instituciones, con vistas a generar aportes al debate de la reforma de la constitución provincial.

La jornada se realizó en la Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE) de la ciudad de Santa Fe, y contó con la participación y asesoramiento de la doctora en Economía Mercedes D’Alessandro.

El encuentro convocó a más de 60 mujeres representantes de las 36 instituciones que conforman el Consejo Económico y Social, y santafesinas destacadas en distintos ámbitos científicos, productivos, laborales, sociales. Además, participaron tres de las seis ministras que forman parte del gabinete: de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Érica Hynes; de la Producción, Alicia Ciciliani; y de Salud, Andrea Uboldi. También participó el ministro de Desarrollo Social, Jorge Alvarez.

Durante la apertura, la coordinadora Ejecutiva del CEyS, María Paz Gutiérrez, explicó que “las instituciones tienen sus propias normas internas y formas de vincularse con otros actores, gobiernos y ciudadanos; esta característica nos da la posibilidad de impulsarlas a que incluyan la perspectiva de género en sus estilos de funcionamiento, en sus modelos de gestión, en la promoción de iniciativas que puedan promover el desarrollo institucional y laboral de las mujeres, acceder a tareas de relevancia, y la paridad salarial, entre otros puntos”.

“En ese sentido, creemos que desde el Consejo debemos trabajar juntos y definir una agenda conjunta en donde las instituciones del Estado tengan un rol muy activo en la promoción de la igualdad de derecho”, concluyó Gutiérrez.

Por su parte, la subsecretaria de Políticas de Género, Gabriela Sosa, destacó que “hoy tenemos una agenda pública que tiene como tema central a los derechos y oportunidades de las mujeres. Las mujeres de este Consejo Económico y Social tienen que sentirse abrazadas, por el resto de las instituciones y la dinámica social actual, a la hora de participar de las discusiones que al interior de sus instituciones sobre cuál es el lugar de las mujeres en las instituciones”.

Gestoras públicas
Las ministras presentes aportaron al debate reflexiones desde su tarea de mujeres y gestoras públicas. Ciciliani destacó como “una oportunidad histórica para las mujeres la reforma de la constitución provincial con perspectiva de género, tenemos el compromiso de dejar una huella, las mujeres de Santa Fe podemos lograr un 50% de mujeres en la lista de constituyentes”.

Por su parte, Hynes declaró que “es importante transformar las instituciones científicas, no sólo con más participación de la mujer sino fortaleciendo la formación con perspectiva de género en estos espacios, esto es un gran desafío en toda política pública”.

Por último, Uboldi expresó que “en salud no están acostumbrados a que una mujer sea la ministra, también es notorio que 4 de 5 nodos de salud de la provincia están liderados por mujeres, pero de los hospitales sólo 2 son conducidos por mujeres. Es decir, es necesario promover la participación de las mujeres en los espacios directivos, en los barrios, en las instituciones, empoderarlas en su capacidad de conducir”.

Mujeres, economía del tiempo y trabajo no pago
Mercedes D`Alessandro, autora del libro “Economía Feminista”, expresó que “formamos parte de un momento histórico en donde la desigualdad se puede medir”, además indicó que “en la Argentina las mujeres menores de 29 años son la población con mayor tasa de desempleo”.

Al respecto, agregó que “hay una esfera del trabajo que queda fuera de todo proceso estadístico y mediciones y son las tareas, que especialmente las mujeres realizamos a diario, que tienen que ver con el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado; son tareas que no tienen fijado ningún valor económico, ningún precio y que por lo tanto quedan afuera de todo análisis económico. Sin embargo, son tareas en las que nosotras invertimos gran parte de nuestro tiempo y energías, y este tema para nosotras es central porque está totalmente invisibilizado, está naturalizado que es trabajo de la mujer, pero esto es trabajo no pago”.

D’Alessandro expresó que esta invisibilización del trabajo no remunerado de las mujeres “es un problema económico, que no se mide, entonces no aparece en los estudios de economía. En la Argentina se hizo una sola encuesta sobre el uso del tiempo, y uno de los datos que arrojó es que el 76% de estas tareas las realizan las mujeres. Y en todo el planeta las mujeres dedicamos más tiempo al trabajo no pago que al remunerado, somos también las mujeres las que menos tiempo le dedicamos al ocio y descanso personal, y a la vez sufrimos la penalización salarial de la maternidad. De todos estos procesos la economía no se ocupa, pero sí se ven reflejados en el mundo laboral a través del bajo acceso de las mujeres a cargos gerenciales, políticos y de toma de decisión en las instituciones públicas y privadas”.

La especialista en economía destacó que son necesarios cambios en las estructuras laborales que comprendan estas configuraciones, como por ejemplo las licencias por maternidad y paternidad extendidas, las licencias de cuidados compartidos, y que a niveles municipales se provean servicios de cuidados, es decir, jardines materno paternales y geriátricos; la apertura de clubes, las escuelas de doble escolaridad, la creación de espacios culturales, que permitan a las mujeres librarse de la exclusividad de las tareas de cuidado y puedan invertir su tiempo en su crecimiento profesional, laboral o en su cuidado personal.

Finalizando su participación, D’Alessandro reflexionó que “ahora el desafío es que cada vez más mujeres tengan la posibilidad de romper esas estructuras en las que se toman las decisiones, es muy importante disputar estos espacios. Hoy en toda América no tenemos ni una mujer presidente, y esto nos tiene que llevar a la reflexión sobre qué es lo que pasa para que las mujeres no consigamos la igualdad, y estas transformaciones tiene que ser acompañadas y ser reflejadas en las políticas públicas impulsadas por el Estado”.

Entre las más de 60 mujeres referentes de instituciones de los sectores económico productivo, laboral y de las organizaciones sociales, participó la presidente de la Cámara Metalúrgica de Santa Fe, Ivana Taborda, quien expresó que “depende de cada una de nosotras la participación y el lugar que nos damos dentro de este tipo de sectores; es un cambio de posición que parte de la mujer, cómo se para en estos ámbitos y frente a los hombres, y el valor que cada una nos damos para debatir estos temas en nuestras instituciones”.

Claudia Catalín, integrante de la Mesa por la Paridad y de la de Ni una Menos Santa Fe, expresó que “tenemos que aprovechar este encuentro para generar redes entre nosotras, tenemos una gran potencialidad, tenemos que conocernos y explotar las fortalezas de cada una y luchar por la ley de paridad en la provincia de Santa Fe”.

Marta Felperín, de la Central de Trabajadores de la Argentina CTA, dijo que “en los últimas décadas hemos avanzado en muchos sectores de la humanidad, pero me preocupa el lenguaje como construcción social, en donde aún se reproducen prácticas violentas hacia las mujeres que nos atraviesan histórica y culturalmente”.

Conocida por su libro “Economía feminista”, Mercedes D’Alessandro nació en Posadas, se doctoró en Economía en Buenos Aires y actualmente reside en Nueva York. Dio clases en la Universidad de Buenos Aires (UBA) durante más de 15 años, principalmente en el campo de la Epistemología de la Economía, dentro del cual dirigió varios grupos de investigación y publicaciones.