2018-03-15 oilcombustibles
Refinería San Lorenzo

Ante la gran preocupación en materia de seguridad que este conflicto acarrea, el Senador Armando Traferri en la última sesión de la Cámara de Senadores presentó dos proyectos legislativos acerca de esta problemática.

El primero de ellos fue en forma de Proyecto de Comunicación por medio del cual el Senador le solicitó al Poder Ejecutivo que arbitre de manera urgente políticas y acciones concretas a los fines de garantizar la seguridad de las personas y bienes, evitando el daño ambiental. Esto en virtud de que tanto el cuidado del medio ambiente como la seguridad son materias de competencia provincial.

Como segundo proyecto fue presentado un pedido de informe para que el Ministerio de Medio Ambiente Provincial detalle lo actuado en esta materia hasta el momento. En el mismo se requiere que informe si se han realizado las inspecciones o constataciones ambientales; si existen un plan de control para evitar cualquier efecto medioambiental no deseado, y un plan de evacuación en caso de que suceda algún de dichos efectos; como último punto pide que se informe si hay antecedentes de controles y/o auditorías.

El objetivo que se persigue es que mientras el conflicto de desarrolla se esté al mismo tiempo atiendo con atención y responsabilidad el cuidado del medio ambiente y la seguridad en general de los trabajadores que siguen ingresando a la planta y de toda la zona de influencia.

Actualidad del conflicto

Recientemente se llevó a cabo una importante reunión en Buenos Aires que captó la atención de los trabajadores afectados. El Juez de la Causa, los administradores de Oil Combustibles y los representantes de la AFIP se reunieron para analizar el estado de situación actual de la refinería San Lorenzo. En primera instancia, existía la posibilidad de que los administradores presenten la quiebra dado el monto y la presión financiera ejercido por la AFIP. Por otro lado, los representantes de dicha oficina del Estado mantienen una posición inflexible sobre la pretensión tributaria manifestando que no darán ninguna moratoria, que la deuda debe ser pagada, y que la carátula de la causa judicial debe ser cambiada nuevamente a “Defraudación Fiscal”. Dado los extremos de las posiciones no se arribó a una determinación final. En este contexto sigue siendo muy complicada la preservación de los puestos de trabajo de los 400 trabajadores actuales de Oil Combustibles.