Un día antes de la fecha fijada para la segunda parte de una pericia clave, los familiares de las víctimas del siniestro de Salta 2141 manifestaron públicamente su preocupación “por el peligro que corre la búsqueda de la verdad y justicia en el marco del proceso judicial”, y reclamaron que los informes técnicos se realicen “de manera imparcial, completa, justa y con celeridad”. Además,exigieron que se fije la fecha del juicio oral y público que permitirá determinar a los responsables de la explosión que, hace ya cuatro años y medio, terminó con la vida de 22 personas.

En la audiencia que se concretará hoy se espera que los peritos de parte y de la Fiscalía indiquen en forma fehaciente cómo se desencadenó la fuga de gas que provocó la mayor tragedia de la historia de la ciudad. En una primera reunión, concretada hace unos 20 días, la mayoría de los puntos que se contestaron fueron a solicitud de Litoral Gas.

En la víspera de ese encuentro, los padres de Santiago Laguía, Maximiliano Vesco, Estefanía Magaz, Maxi Fornarese y la ex esposa de Hugo Montefusco convocaron ayer a una conferencia de prensa en el Centro Unico de Atención a Víctimas. donde cuestionaron la forma en que se informaron los resultados de la pesquisa.

A través de un comunicado, las familias de las víctimas repudiaron “el modo en que se desarrolló la última pericia en la ciudad de Córdoba, por encontrar vulnerado nuestro derecho como víctimas en la búsqueda de verdad y justicia”.

Según advirtieron, “se ha profundizado y garantizado el interés de los acusados, socavando el interés público en la investigación y postergando indebidamente el tratamiento de los puntos de las pericias propuestos por la fiscalía”.

Por eso, exigieron “con todas las fuerzas” que los funcionarios intervinientes “tomen los recaudos y dispongan de los recursos necesarios para que la pericia se desarrolle de manera imparcial, completa, justa y con celeridad”, y advirtieron que los resultados de estos informes “serán capitales y definitorios” para el juicio que, reclamaron, se desarrolle durante este año y “sea oral y público”.

Según pasan los años

Jorge Magaz, papá de Estefanía, advirtió el “prolongado” proceso judicial. “Ha pasado ya mucho tiempo y todo esto va en beneficio de la gente imputada, de las personas que sembraron de muerte ese lugar”.

Claudia Vaio, mamá de Santiago Laguía, criticó con dureza el accionar judicial, sobre todo el rol que desempeñaron los abogados querellantes. “Me sentí humillada por un sistema perverso, negligente, impune y, en muchos casos, cómplice de corrupción”.

Los padres de Maximiliano Vesco, Guillermo y Nora Giraudo, también reclamaron que se cumpla con las fechas previstas para completar los informes de las pericias. “Esperamos que se trabaje con rapidez, porque de esto depende la fecha del juicio”, dijeron y reclamaron que “antes de fin de año se inicie el juicio en forma oral y pública”.

“El tiempo que pasa nos cansa, nos lastima”, advirtió la ex esposa de Hugo Montefusco, Marcela Nissoria, y señaló que “la Justicia que no llega vuelve a situarnos como víctimas el poder judicial”.

A más de tres años de la peor tragedia en Rosario, las víctimas siguen esperando Justicia.

Las “faltas de garantías” del Poder Judicial

Los familiares de las víctimas del siniestro del edificio de calle Salta 2141 explicaron que muchos desistieron de querellar por “la falta de garantías” ofrecidas por el Poder Judicial. “Sentimos haber sido extorsionados por un sistema que no contempla nuestra necesidad y derecho a buscar verdad y justicia hasta las últimas consecuencias, y nos amenaza con perderlo todo si continuamos con la querella”, advirtieron. En tal sentido, recordaron que “es obligación de la Fiscalía y del Poder Judicial investigar, acusar y juzgar, así como disponer todos los recursos que se consideren necesarios” para poder determinar la cadena de responsabilidades que desencadenó la explosión. A más de cuatro años de la explosión, la necesidad de Justicia sigue en deuda.