Los aceiteros nucleados en al Federación Nacional sindical, arrancan esta noche, desde las 22, un paro nacional por 24 horas ante la falta de acuerdo en las negociaciones paritarias con las cámaras empresarias Ciara y Carbio.

De acuerdo a un comunicado expuesto por los gremialistas se deja constancia que la patronal “se negó a negociar el bono en diciembre de 2017 y habiendo transcurrido varias audiencias paritarias, sigue inflexibles en su posición”.

“No les alcanza con rebajarnos nuestros salarios con una oferta del 15 por ciento de aumento, que no garantiza el salario mínimo vital y móvil, sino que pretenden derogar derechos modificando condiciones que hacen a nuestra vida adentro de las fábricas”, agregaron.

“Las cámaras empresarias insisten en querer discriminar los salarios de acuerdo a la empresa en que se trabaje, su capacidad de molienda y su ubicación geográfica; buscan fragmentar y dividir el colectivo en trabajadores de primera, de segunda y de tercera”, denunciaron.

“Estas empresas agroexportadoras han sido favorecidas en los últimos años, sus ganancias siguen creciendo con cada devaluación del dólar y con la reducción de las retenciones a las exportaciones”, concluyeron en indicar dentro del comunicado, no sin antes recordar el caso de Cargill, que prescindió de 44 puestos laborales para, según explicó en su momento, reemplazarlos por otros empleados.

El pedido de aumento que este sector sindical reclama es de 22 por ciento.

La medida de fuerza no se ejecutará en esta región, pues las terminales agroexportadoras radicadas en San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes están bajo la tutela jurisdiccional del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo, y esta entidad obrera no convocó a la huelga. Por el contrario, ya tienen acordado el aumento salarial para 2018, que es del 15 por ciento, y que se suscribió en enero pasado, siendo uno de los primeros sindicatos en suscribir este convenio paritario bajo los parámetros que el gobierno proponía.

En otro orden, mañana miércoles, el SOEA San Lorenzo convocó a los trabajadores de Buyatti a una reunión en la puerta del predio fabril, instalado en Puerto San Martín, a fin de informarlos sobre la reunión mantenida esta tarde en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, con la patronal, para definir un plan de acción tendiente a la reactivación de esta planta.

Desde hace casi un mes que no hay actividad, debido a que la firma que tenía alquilada sus instalaciones cumplió con dicho contrato y no hubo renovación, como tampoco apareció otro interesado en darle continuidad a este sistema de producción, denominado fasón. Y como Buyatti está casi imposibilitada para producir por cuenta propia (no tendría caja, crédito o interés), todo sigue sin movimiento.

A principios de marzo, todo el personal quedó suspendido, cobrando el mínimo de salario y aún sin abonárseles el premio de fin de año. ¿Cobrarán la próxima semana el ems en curso? Ese será una de las temáticas que los dirigentes gremiales tendrán que explicar de acuerdo a lo conversado hoy en la cartera laboral.

Las partes -sindicato y empresarios- acordaron volver a reunirse el próximo 10 de abril.