El acoplado terminó con las ruedas hacia arriba.

Consultado por el periodista Daniel Amoroso de El Tres, Cristian, el camionero, contó del vuelco que protagonizó este martes alrededor de las 7 de la mañana, camino a Pérez. Dijo que manejaba a unos 70 kilómetros por hora cuando de pronto lo sorprendió, sobre la ruta 33, una panza pronunciada.

Era “la curva de la muerte”. No pudo maniobrar a tiempo, el acoplado zozobró, giró y cayó. Terminó con las ruedas hacia arriba, cruzado sobre las vías del tren y la carga desparramada.

No se registraron heridos. Se reitera la recomendación de circular con extrema precaución en ese tramo de la ruta.