Monchi, señalado como presunto líder de la narcobanda.

Se trata del asesinato de la adolescente Lourdes Cantero (14) -sin parentesco con presuntos cabecillas de la organización criminal-, baleada durante un ataque a tiros cometido el 16 de mayo de 2013 a una casa que funcionaba como búnker de drogas.

Para los fiscales Gonzalo González Bussy y Luis Schiappa Pietra, “Monchi” Cantero (34) actuó como “instigador” del crimen porque consideraba que ese lugar representaba una competencia para su “negocio” con narcóticos.

Sin embargo, los abogados particulares de “Monchi”, Fausto Yrure y Carlos Edwards, pidieron hoy la absolución del acusado en sus alegatos de clausura ante el tribunal integrado por los jueces Ismael Manfrín, María Más Varela y Marisol Usandizaga.

“Supongamos que fuera instigador de esta lamentable muerte, no hay sustento jurídico porque se necesita al instigado y aquí nunca se encontraron a los atacantes”, sostuvo uno de los letrados en referencia a que nunca se estableció quien fue autor material del crimen.

La defensa cuestionó que el origen de la acusación se basó en “escuchas” con “carencia probatoria” ya que los peritos en acústica declararon que “no se pudo acreditar científicamente que la voz era de Machuca”.

Para los abogados de “Monchi” hay “ausencia de dolo” y, subsidiariamente a la absolución, pidieron “una reducción de pena con el cambio de calificación”.

Etapa final

El debate comenzó en noviembre último y se estima que concluya esta semana con los alegatos de los demás defensores. Al juicio llegaron 25 imputados de “asociación ilícita”, “encubrimiento agravado”, “cohecho” y cinco “homicidios”, entre otros delitos.

Además del crimen de Lourdes se les atribuye a “Los Monos” los de Diego “Tarta” Demarre (32), cometido el 27 de mayo de 2013; y de Marcelo Alomar (36), Nahuel Alomar (24) y Norma César (49), asesinados un día después.

El lunes de la semana pasada, los fiscales pidieron 41 años de prisión para “Monchi” y penas entre 26 años y medio y 3 años y 3 meses para el resto de los acusados.