Septiembre es el mes clave para conocer las novedades en smartphones de Apple, y este año todo indica que serán tres los nuevos modelos.

Dos de ellos con pantalla AMOLED (5.8 y 6.4 pulgadas) y otro con pantalla LCD (6.1 pulgadas) más económico.

Los tres se espera tengan el estilo del iPhone X y que el reconocimiento facial sea la forma de autenticación.

El año pasado, el iPhone X salió a la venta más tarde que el iPhone 8 y este año Apple espera que los tres modelos salgan a la venta al mismo tiempo.

Por eso la compañía comenzaría a fabricar los nuevos iPhone en el segundo trimestre de este año y así anticiparse a los problemas de stock de componentes y poder llegar a tiempo.

2018 hará que la renovación de los teléfonos de Apple sea completa, dejando atrás los modelos con grandes bordes y lector de huellas digitales.