El presidente del Concejo de Rafaela, Lalo Bonino.

Como caja de resonancia de los temas y problemas de la agenda pública, el Concejo Municipal de Rafaela ahora decidió ocuparse del clamor popular contra los aumentos de las tarifas de energía dispuestos por la EPE con el aval del Gobierno provincial.
El presidente del cuerpo legislativo local, Lalo Bonino, envió una nota a la secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, para que explique de manera concreta las tarifas actuales que aplica la EPE ante el pleno de los integrantes del Concejo rafaelino.
El pedido, enviado a través del secretario parlamentario, Franco Bertolin, se basa en la “creciente preocupación de los usuarios de energía eléctrica que han sufrido incrementos en sus facturas de luz”.
“Es importante conocer cuáles son los parámetros que desde la Secretaría de energía se tienen en cuenta a la hora de aplicar los cuadros tarifarios, es por esta razón que convocamos al Concejo a la secretaria de Energía, Verónica Gesse para que nos dé las explicaciones pertinentes”, expresó Bonino.
Por su parte, los concejales radicales de Cambiemos, Leonardo Viotti y Alejandra Sagardoy, exigen la presencia de los integrantes del Directorio de la EPE para que fundamenten el incremento tarifario que se ha tornado difícil de pagar para hogares, comercios e industrias. “Estamos preocupados porque vemos que los vecinos no llegan a pagar las facturas de electricidad, muchos llegan al Concejo desesperados buscando alternativas para evitar que le corten el servicio al no poder hacer frente a los aumentos. Lo hablamos en comisión con el resto de los concejales y vamos a hacer un pedido entre todos”, subrayaron.
“Los comercios y emprendimientos, principalmente los pequeños y medianos, también están en una situación complicada, los altos costos de los servicios disminuyen los márgenes de ganancias y en algunos casos están evaluando cerrar, lo que llevaría a muchos vecinos a perder sus fuentes laborales”, sostuvo Sagardoy.
Por su parte, Viotti consideró que es “importante que el Directorio de la Empresa Provincial de la Energía venga a Rafaela a escucharnos a los concejales, pero también a los representantes del Centro Comercial e Industrial, a los pequeños emprendedores, a los representantes vecinales”. En tal sentido, agregó que “queremos que busquen opciones para disminuir los costos de la energía y opciones de pago flexibles para quienes ya tienen deudas, y así evitar más cortes en hogares y comercios”.
“También sería importante que la secretaria de Estado de Energía Provincial, Verónica Geese, se haga presente, porque sabemos que las soluciones que pedimos dependen principalmente de decisiones políticas del gobernador y su equipo.
Nosotros debemos defender a los vecinos, más allá del partido al que pertenecemos. Por eso nuestro pedido se extenderá al Gobierno nacional si es necesario”, concluyeron Viotti y Sagardoy.

CENTRO COMERCIAL
En tanto, la Comisión de Comercio y Servicios del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR) informó ayer que “acompaña las intensas gestiones que la Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe (Fececo) se encuentra realizando a efectos de lograr modificaciones en la facturación del servicio de energía eléctrica para que pequeños y medianos comercios puedan sobrellevar el duro golpe de los recientes aumentos en el servicio que brinda EPE”.
La entidad que nuclea a los comerciantes de la provincia planteó que si bien dichos aumentos se podrían trasladar a precios, esto implicaría sumar un nuevo factor a la espiral inflacionaria a la vez de continuar perdiendo ventas ante la falta de poder adquisitivo de los consumidores. También se podría absorber y disminuir la rentabilidad, pero en estos tiempos se está trabajando tan al límite de la continuidad económica que ni siquiera hay margen para esa disminución. A su vez indicaron que la EPE en uso de su poder monopólico puede aumentar el servicio según lo que considere necesario, sin necesidad de analizar sus costos internos, pero este es un recurso que el comercio no tiene, por las razones expuestas anteriormente.
Desde Fececo han realizado diversas presentaciones: por un lado a las entidades gremiales empresarias a nivel nacional solicitando gestionar una reducción en la tasa del 27% de IVA con la que se grava el servicio. Si bien este pago se puede tomar como crédito fiscal, habría un alivio financiero al momento del pago, a la vez de favorecer a los usuarios monotributistas en una reducción del importe a abonar. En este marco, la entidad pretende iniciará conversaciones con legisladores nacionales para avanzar en el diseño y tratamiento de esta propuesta.
Asimismo, la entidad presentó una serie de pedidos a la EPE, entre ellos que evalúe prorrogar los próximos vencimientos a la vez de reducir el interés financiero por pago en cuotas. La propuesta girada al gobernador, Miguel Lifschitz, incluye los siguientes puntos:
– Revisar el valor del kw facturado a los consumidores. De una simple comparación con otras jurisdicciones resulta evidente la gran diferencia que existe entre lo pagado en nuestra provincia y en el resto.
– Realizar las gestiones necesarias para que se aplique indefectiblemente el beneficio del 14% de descuento a los usuarios comerciales que se encuentren al día con el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos que establece la Ley 11.257. En la actualidad ese beneficio se ha reducido considerablemente. Desconocemos los motivos por los cuales no se acata una Ley provincial en vigencia.
– Impulsar una norma que exceptúe al sector comercial del tributo del 6% establecido por la Ley 7797
Impulsar una norma que exceptúe al sector comercial del tributo del 1,5% de la Ley Provincial 6604 del Fondo de Electrificación Rural.
– Exceptuar al sector comercial del pago de la CAP (cuota de alumbrado público), dado que en la mayoría de los casos también es tributado en la tasa General de Inmuebles.
-Reducir la alícuota del Impuesto de los Ingresos brutos que paga la EPE y trasladar esa reducción al costo del servicio.
– Aumentar la cantidad de bandas de consumo del cuadro tarifario vigente de la EPE. Es decir que en lugar que las bandas sean a los 400, 800, 2000 kwh/mes, éstas sean cada 100 kwh/mes, hasta los 3000 kwh/mes.
Fececo consignó que además del deber de analizar el valor del kwh que cobra la EPE, (que considera superior al de otras jurisdicciones) mereciendo por ende una profunda revisión de las razones por las cuales se convierte en el más caro de la región, se requiere de voluntad política de asumir que las actuales facturas resultarán impagables para una gran cantidad de usuarios comerciales, condenándolos a un futuro incierto, con riesgos de no poder continuar con la actividad comercial o recurriendo, lamentablemente a medidas extremas de reducción de costos en personal para poder atender el excesivo costo del imprescindible servicio de energía eléctrica.