Los docentes públicos santafesinos nucleados en Amsafe cumplen hoy una Jornada Provincial de Protesta con una movilización hacia la Regional IV de Educación. en señal de rechazo a la última oferta del gobierno de un aumento salarial de 18% en dos tramos. De la misma manera, los maestros del sector privado afiliados al Sadop también realizan una medida similar y, en ambos casos, son el paso previo al paro de actividades de 48 horas previsto para el 4 y 5 de abril en todas las escuelas de Santa Fe.

En el caso de Amsafe, el gremio informó que la jornada fue resuelta por por la Asamblea Provincial y consiste en concentraciones, clases abiertas, volanteadas y reuniones de Delegados, entre otras actividades.

“Desde AMSAFE llevamos adelante este plan de lucha exigiéndole al gobierno de la provincia una nueva convocatoria para mejorar los aspectos salariales, de condiciones de trabajo, exigir Verdad, Justicia y Reparación del asesinato de la compañera Vanesa Castillo y modificación del Decreto 2288/16, y solicitar el urgente ofrecimiento y toma de posesión del concurso y el traslado de nivel secundario, entre otros temas”, señala Amsafe en su página web.

Por su parte, Sadop dispuso una jornada de protesta para hoy luego de escuchar a los delegados y tras el debate y análisis en las escuelas en torno a la oferta salarial del gobierno de Miguel Lifschitz-

“De esta manera, se aguarda continuar la negociación en el ámbito de la paritaria docente y que el gobierno de Santa Fe presente una oferta que cumpla con las expectativas y necesidades de la docencia santafesina”, recuerda el gremio en su página on line.

Mientras tanto, desde la Casa Gris se ratificó que no habrá ninguna mejora en la propuesta salarial presentada ante los gremios docentes y los que representan a los empleados de la administración central.

Por lo tanto, en las próximas horas definirán de qué manera se hará efectivo el aumento del 18% con relación al sueldo de diciembre de 2017, que será abonado en dos tramos -9% en marzo y 9% en agosto- y con cláusula gatillo en caso de que la inflación supere estas cifras.