En una demostración del proceso de elaboración del producto, este martes Facundo Mantiñan y Ricardo Spelta contaron cómo hacen la panificación que se vende a precio solidario en los locales abiertos al público ubicados en Vera y Lamadrid en barrio Roma, y en la Sarita del Norte, en Blas Parera al 8800, en la ciudad de Santa Fe.

Rol social

La panadería Furman fue un emprendimiento privado que nació en la ciudad de Santa Fe en 1989 y que cerró sus puertas en el 2003, luego de la inundación que afectó a gran parte del ejido urbano de la capital provincial.

El gobierno de Santa Fe asumió el compromiso de volver a ponerla en marcha en el mismo predio donde funcionaba originalmente en barrio Roma, lo que se concretó en el año 2009. Allí funciona la fábrica y también el primer punto de venta, mientras que el segundo se encuentra en el norte de la ciudad.

En sus instalaciones trabajan personas que por su buena conducta gozan de salidas transitorias del Instituto Penitenciario de Las Flores, del Patronato de Liberados y jóvenes que participan del Programa Juventudes Incluidas, y, también, personas sin trabajo que forman parte de las acciones de capacitación laboral del Ministerio de Desarrollo Social.

Entre julio y agosto, momento en el que se produce un pico de producción, “La Sarita” llega a elaborar un promedio de 4000 unidades de pan que son comercializadas en los dos puntos de venta y distribuidas en comedores comunitarios de la ciudad.