Consultado por la prensa sobre la situación de crisis del Casino local (que confirmó el despido de al menos 22 de sus empleados), el intendente Corral opinó: “No queremos que se pierda un sólo puesto de trabajo, y no nos parece que haya argumentos para eso. Además, queremos inversiones en la ciudad, y la Empresa Casino Santa Fe tiene una renta importante, tiene que hacer inversiones”.

“Pero —prosiguió— es el Concejo el que deberá discutir la alícuota de Derecho de Registro e Inspección (Drei) adecuada que deberá pagar Casino. Es una atribución del Concejo, y serán los concejales lo que van a tener que discutir sobre este tema”.

La suba de la alícuota del Drei es el punto del conflicto que desembocó en la crisis de esa empresa: el Concejo aprobó a finales del año pasado un aumento del tributo que deben pagar por Drei casinos y bingos: subió de 6,3 % a 9 %.