“Ustedes representan la economía real de la ciudad, la de gente trabajando con gente. Queremos estar de su lado, en un momento complejo, para pensar una ciudad segura, inclusiva y resiliente”. Con estas palabras, la intendenta Mónica Fein presentó ante los integrantes de los 27 Centros Comerciales a Cielo Abierto nucleados en una federación, un plan integral de obras que incluye el montaje de 15 mil luminarias Led, créditos blandos, mejoras en veredas, simplificación en los trámites de habilitación y una agenda conjunta de eventos.

Los Centros Comerciales a Cielo Abierto representan el 42 por ciento de la facturación de Rosario. Poseen 8.400 locales agrupados en 27 núcleos y dan empleo a unas 17 mil personas.

Ayer, en el Salón Carrasco se lanzó el programa integral de mejoras para 2018. Entre los ejes propuestos por el municipio a través de diversas secretarías del gabinete municipal, se propone promover el desarrollo económico, la planificación comercial, el mantenimiento de la infraestructura y la transformación digital de los trámites.

En cuanto a la formación de los recursos humanos, desde la Secretaría de Producción y en nexo con las facultades de Ciencias Económicas y Política de la UNR se propone un estímulo al empleo en nexo con el programa Nueva Oportunidad de la provincia y un servicio de intermediación laboral.

A su vez una línea de créditos al 16 por ciento anual hasta 400 mil pesos en 36 cuotas a tasa subsidiada por los Bancos Municipal y de Santa Fe ( con el fin de promover la inversión en infraestructura, equipamiento, renovación de contratos), un fondo de promoción de eventos para 2018 y un ambicioso plan de reconversión y mantenimiento del alumbrado público con el montaje de unas 15 mil luminarias Led para este año en los 27 centros comerciales.

A su vez el mejoramiento de solados y veredas a través del plan Esfuerzo Compartido para comercios, y la transformación digital con una plataforma informática que busque simplificar y facilitar los trámites de habilitación e inspección municipal.

“Desde el municipio les queremos pedir que fortalezcan la Federación de Centros Comerciales. Muchas veces nos quejamos cuando tienen muchas iniciativas, pero es peor no tenerlas. Creemos que es mucho mejor que la tengan, que muevan la economía, que sostiene el trabajo y genera acciones. Queremos centros comerciales que nos propongan, que estén activos y renueven estos 27 lugares de la ciudad”, destacó Fein.

Luego, la jefa comunal destacó que los pequeños y medianos emprendedores “son el motor de la economía real” de una Rosario “multicéntrica” que merece ponerse en valor “con más actividad económica, más trabajo, convivencia, por eso queremos protegerlos y estar a su lado, porque son quienes piensan como desarrollar la ciudad”.

A su turno, el presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), Ricardo Diab, agradeció el “esfuerzo” de provincia y municipio en una labor mancomunada para asegurar que “si bien nos falta un trecho, sabemos que vamos por el buen camino”.

El dirigente empresario marginó de responsabilidad al municipio en las subas tarifarias y la caída en las ventas para advertir que “si no se contará con estas herramientas no seríamos tan competitivos” y para cerrar con un desafío: “Vamos por más”.

Tras recordar que el Concejo Municipal no acompañó el pedido de endeudamiento planteado para fortalecer la infraestructura urbana, el secretario de gobierno Gustavo Leone dijo que “desde el municipio nunca se salió del plan para amortiguar los efectos de la macroeconomía en el territorio” y acotó: “Lo que podemos hacer desde el municipio es ayudarlos en el mejoramiento barrial y estructura urbana”.

El impacto también se siente en las arcas locales. “Cuando hay caída en la actividad económica el primer nivel del Estado sufre el primer embate. Y cuando caen las ventas también cae la recaudación por ingresos brutos y el Drei (un gravamen municipal)”.