El concejo se dará cita mañana a partir de las 11.

La medida de fuerza que desarrollaron los empleados municipales en los últimos dos días hábiles de la semana anterior trajo sus consecuencias. El Palacio Municipal tuvo nula actividad y los concejales no pudieron darse cita en el recinto que utilizan para sesionar. El próximo encuentro será este martes.

Por razones de fuerza mayor, el Órgano Legislativo local se vio obligado a trasladar la que será la cuarta sesión ordinaria del presente año. Los siete ediles volverán a debatir temas de interés para la ciudad mañana a partir de las 11. Los tiempos también se acortarán esta semana, dado que la misma se cortará por la Semana Santa. Por el momento, no se informó como seguirán las acciones en recinto.

Durante la última sesión, que se desarrolló el pasado 16 de marzo, se pasaron a estudio de comisión algunos proyectos levados por el Departamento Ejecutivo Municipal. Además, se pidió una reunión con el secretario de Seguridad, Federico Censi, para coordinar acciones que ayuden a tratar con seriedad el tema de los jóvenes que deambulan por la ruta 33 a la salida de boliche bailable Nox.