La garita de la plaza principal en Pujato. Muchos pasajeros quedan varados

El esfuerzo que están haciendo las empresas de transporte que cubren el corredor de la ruta 33 para cubrir todas las demandas de los usuarios, todavía tiene algunos puntos en el debe. Los comienzos de cada semana suelen transformarse en un verdadero problema para los habitantes de Pujato que quieren trasladarse hasta Rosario. Son muchos los que se quedan sin viajar o tiene que esperar largas horas.

Cada lunes, los estudiantes y trabajadores del pueblo que realizan sus actividades fuera de la localidad se trasladan a las garitas ubicadas sobre la ruta. Pero conseguir que los micros tengan asientos libres es una verdadera odisea. Los colectivos que pasan a primera hora, vienen repletos de pasajeros provenientes de otras localidades.

Ante este panorama, la Comuna tomó intervención y articuló un encuentro con funcionarios de la Secretaría de Transporte para plantear la situación y buscar una pronta solución. Desde el organismo estatal se les solicitó a los vecinos realizar una lista con los usuarios frecuentes del servicio que lo utilizan los lunes entre las 5.30 y las 6.30. La idea es que se incorpore un ómnibus que parta desde Pujato en ese horario.

El Ejecutivo local está confeccionado el relevamiento de las personas que utilizarían dicho transporte. Hay tiempo de inscribirse, acercándose a la sede comunal, hasta el próximo miércoles 4 de abril.