Inauguración. El intendente José Corral durante el tradicional corte de cintas.

Este lunes por la mañana, el intendente José Corral participó de la inauguración del nuevo ingreso al complejo educativo “Don Bosco”, en calle calle Castelli entre avenida Facundo Zuviría y San Lorenzo. Fue en un acto que contó con la presencia del director General de la Escuela, el sacerdote Adrián Botta; como así también de autoridades y funcionarios, docentes y alumnos de esta tradicional escuela de barrio Los Hornos, en la zona norte de la ciudad.

Luego del tradicional corte de cintas, que dejó formalmente inaugurado el nuevo sector, y de recibir el saludo de los alumnos, el intendente José Corral valoró el crecimiento de “esta comunidad extraordinaria de Don Bosco y de los Salesianos que fueron quienes construyeron una parte de este sector de la ciudad, porque la capillla y la escuela estuvieron mucho antes que las familias que hoy habitan el barrio”.

Educación y futuro

Actualmente, asisten al colegio Don Bosco, más de 1.100 alumnos, entre los niveles inicial, primario y secundario. “Esta es una comunidad que sigue creciendo, ahora con el ingreso al establecimiento, hecho que también es una manera de invitar al mundo del futuro. Porque la educación tiene que ver con eso y con los cambios que se están produciendo. Las ciudades que tienen mejor educación son más limpias, tienen mejor convivencia, e incluso tienen mejores oportunidades de trabajo”, sostuvo José Corral.

En ese sentido, destacó que “la ciudad es mejor cuando las instituciones, en este caso como Don Bosco, hacen su tarea. Además, las escuelas de gestión privada tienen siempre a hombres y mujeres que dedican su tiempo voluntariamente y con un gran esfuerzo colaboran con la escuela. Por todo esto, queríamos estar presentes y agradecerle al padre Adrián la invitación para compartir este momento, que también es parte del crecimiento de la ciudad”.

“En esta zona conocida como Don Bosco, que en realidad se llama Los Hornos, cuando los salesianos vinieron, hace casi 80 años, estaban en las afueras de la ciudad y hoy este lugar es el centro geográfico”, señaló por su parte el padre Adrián Botta, director General del Colegio, y completó: “Como en aquellos primeros momentos, hoy también nos alienta el poder colaborar con la comunidad, que las familias que vienen a la escuela puedan tener un espacio de ingreso que sea cómodo, para que no tengan que esperar afuera, a la intemperie. Es un pasito que quisimos dar para brindarle un mejor servicio a todos alumnos, docentes y el personal”.