Foto ilustrativa

En la última etapa de ejecución de la Megaobra de Vieytes-Marchini, se lleva a cabo la colocación de luminarias LED y las terminaciones y empalmes de la ciclovía, que se conectará con el tramo de Constitución, por un lado, y con el de Estanislao del Campo, por el otro.

El secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Rafaela, Luis Ambort informó que, “se prevé que la obra esté culminada en 45 días”. “Luego procederemos a realizar toda la señalización, que siempre se hace en la última etapa, y tenemos previsto inaugurarla a mitad de año”, adelantó.

Es importante destacar que esta será la primera avenida de la ciudad iluminada con sistema LED, lo que permitirá reducir en un 80 por ciento el consumo energético. Le decisión se enmarca en una política de estado, que busca contribuir desde todos los ámbitos con el cuidado del medio ambiente.

En este mismo sentido, se continuará con la Red de Ciclovías y Ciclocarriles, que conecta a numerosos barrios de la ciudad y busca promover la movilidad sustentable, tanto para quienes usan la bicicleta, como para quienes gustan de caminar. En el tramo ejecutado sobre Vieytes-Marchini, se incluye una senda para las personas que caminan y otra para las bicicletas, de forma tal que pueda ser más ordenado el tránsito y se les brinde a ciclistas y transeúntes, un lugar más cómodo y seguro para transitar.

MEGAOBRA
La obra abarca las calle Leonelo Marchini (entre bulevar Yrigoyen y calle Constitución -alrededor de 700 metros de longitud-), donde se realizó la pavimentación en hormigón con cordones integrales, con una calzada principal de 9,40 metros de ancho y colectora paralela de 4,20 metros de ancho -desde Yrigoyen hasta calle Sargento Cabral- y de 6,20 metros de ancho -desde Cabral hasta Constitución.

En Hipólito Vieytes (entre calle Américo Tosello y bulevar Hipólito Yrigoyen -aproximadamente 600 metros de largo-), se realizó: pavimentación en hormigón con cordones integrales, con una calzada principal de 9,40 metros de ancho y una colectora paralela de 4,20 metros de ancho, previéndose en vereda opuesta zonas de estacionamiento junto al cordón, de 3 metros de ancho.

Asimismo, se planificó y prácticamente se culminó, la inclusión para todos estos tramos de obras de saneamiento, desagüe pluvial subterráneo con conductos circulares y rectangulares de hormigón armado, colocación de columnas de luminarias, forestación, equipamiento recreativo, ciclovía, cartelería y señalética.