En un doble acto, el gobernador Miguel Lifschitz dejó inaugurado este lunes el tramo del acueducto Desvío Arijón en dicha localidad y en Sauce Viejo. De este modo, quedó habilitada la provisión de agua potable para ambas localidades, beneficiando a más de 11 mil personas.

El acueducto ya se encuentra en pleno funcionamiento desde hace más de un mes, abasteciendo a la ciudad de Santo Tomé. Ahora, luego de finalizar el período de prueba, el suministro se extiende a los otros dos lugares contemplados dentro de la traza de la primera etapa.

Detalles de la obra

La inversión fue de 850 millones de pesos, financiados con recursos internacionales. El acueducto transporta agua desde el río Coronda para ser procesada en la planta de potabilización ubicada en Desvío Arijón y luego ser distribuida.

Por otra parte, ya fue licitada la segunda etapa, que contempla la provisión de agua a las poblaciones de Matilde, Sa Pereyra, San Carlos Centro, San Carlos Sud, San Mariano, Angélica, Rafaela y Susana. Dicha etapa beneficiará a más de 115 mil personas y cuenta con una inversión de $ 2.631.677.203.