En la mitad del trayecto Intiyaco-Golondrina ya está terminada y marcada, mientras se refuerzan las banquinas.

En el segundo tramo, la base está prácticamente lista y solo falta la carpeta asfáltica.

Todo indica que la llegada a Golondrina estará garantizada en pocos días más.

En cuanto al tramo siguiente, hasta Los Tábanos, la empresa adjudicataria ya construye los desvíos en el lugar donde se ubicarán las nuevas alcantarillas.

Una obra emblemática que sin dudas cambiará la vida de todo el norte santafesino y en particular producirá un efecto altamente positivo en el departamento Vera.