Centro Comercial e Industrial de Rafaela. (Foto: gentileza Diario Castellanos)

El Presidente del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región indicó que lo que se ve ahora en las boletas es consecuencia de lo que viene sucediendo desde hace tiempo. “Estuvimos solos en la ciudad. Nadie dijo nada. Hicimos un planteo casi autónomo. En ese momento nos dirigimos al Gobernador, Ministro de la Producción, la EPE… es un tema que nos preocupa muchísimo y tenemos muchos antecedentes para demostrar lo hecho”, dijo.

“Es una cuestión tremenda”. Así, con pocas palabras, el presidente del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, Andrés Ferrero, marcó la importancia que tiene este tema para los empresarios. “Cuando analizamos el peor de los impuestos, la inflación, no nos damos cuenta de que a lo mejor es por esto. Hablamos de gradualismo, pero con esto hay un sablazo”, sentenció.

Recordó que este tema no es nuevo, aunque los últimos valores fueron los que más asustaron: “esto no es de ahora, aunque entiendo que a veces algún tema puede tener algún auge en el momento. Esto se resolvió sobre el año pasado, pero viene de antes. Asumí la presidencia de la entidad en octubre de 2016. Semanas después, estaban las audiencias donde teníamos cambios muy importantes en las tarifas en general. Planteamos si era conveniente, factible, práctico, siendo que es un mecanismo de consulta no vinculante. En ese momento -son temas estivales que se definen en el último trimestre del año-, dijimos que el incremento de dos cifras como los que se estaban planteando eran atentatorios contra la política económica gradualista”.

“A nivel nacional se nos dice que tengamos una ‘agenda positiva y dejen de llorar’. ¿Qué alternativa hay cuando las economías domésticas o las empresarias tienen los incrementos como los que están teniendo?”, sentenció y agregó: “nosotros estamos teniendo alguna recepción de esto que, insisto, se definió el año pasado”. También destacó que el órgano comunicacional del CCIRR -Orientación Empresaria, uno de los medios más antiguos de la ciudad, con 75 años- había puesto en tapa del último número del año pasado un globo y una morsa y planteaban que era una situación para estallar.

“La economía puede tener algunas mejoras, con el crecimiento del PBI. Pero si queremos tener realmente un país desarrollado, con un crecimiento estable, estas cuestiones tienen que definirse de otra forma. Apuntamos a que haya sensatez en algunas cuestiones de incrementos de tarifas. Para nosotros es de un impacto muy tremendo”, completó.