La parroquia queda en Alto Verde. Foto gentileza LT10

Durante la madrugada, un grupo de delincuentes entraron a la parroquia Jesús Resucitado de Alto Verde y además de robar , vandalizaron todo el lugar.

Leer más: Quemaron la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya

Los ladrones saquearon la zona conocida como “fábrica de hostias” de donde se llevaron una garrafa, una pava eléctrica, ollas y una cortadora.

También, destrozaron el salón que utiliza Cáritas alzándose con algunas prendas donadas.

La Iglesia se encuentra en la manzana dos del barrio costero y fue el sacerdote Héctor Acuña quien formalizó la denuncia. Esta mañana, en la misa de Ramos, reflexionó con la comunidad sobre lo ocurrido.

En el sermón, instó a los parroquiano a “no perder las esperanzas” ante este tipo de delitos.

El padre Héctor Bossie contó  que hace tres meses sufrieron un robo de similares características. “En la fábrica de hostias robaron elementos más importantes para la actividad de la parroquia y la gente. En el depósito de Cáritas solamente causaron destrozos”.

Además, el sacerdote, dijo que este robo “tuvo la misma modalidad que otro que padecimos hace unos meses atrás”.

El cura, agregó que luego de la entradera anterior la policía les solicitó reforzar las medidas de seguridad. “Compramos candados, pusimos más rejas pero no pudimos frenar a los delincuentes”.