Imagen ilustrativa

Entre jueves y viernes, los gremios estatales, docentes y de Salud resolvieron rechazar la última propuesta del gobierno provincial que consistía en un 18% de aumento en dos tramos, más cláusula gatillo.

El primer incremento ofrecido era de un 9% para marzo, y el 9 restante a pagarse en agosto pero para la mayoría de los sindicatos fue “insuficiente”.

En el caso de los trabajadores estatales, la votación de delegados por la aceptación o el rechazo se realizó el jueves pasado. En ATE se impuso la negativa por el 68%, mientras que en UPCN fue aceptada por un estrecho margen de 690 votos a favor y 645 en contra.

El plenario de ATE facultó a los miembros del consejo directivo provincial y de las delegaciones y seccionales a continuar el diálogo en el marco de la paritaria central, lo que implica que no hay medidas de fuerza previstas a pesar del rechazo.

Por otro lado, el viernes, tanto los docentes estatales como privados también rechazaron la oferta del gobierno. Luego de la votación negativa definieron que el martes 27 de marzo realizarán protestas y movilizaciones en todo el territorio provincial, y los días miércoles 4 y jueves 5 de abril harían paro por 48 horas si no reciben hasta entonces una mejor oferta de aumento por parte del Ejecutivo.

La propuesta de la provincia también fue descartada por los gremios que nuclean a los profesionales de la Salud. En el caso de Siprus ya adelantaron que realizarán un paro por 24 horas el miércoles 28 de marzo, previo a la Semana Santa.

Con este panorama, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz declaró ante la prensa que “no habrá una nueva propuesta salarial”. Lo hizo tras participar del acto en conmemoración al 24 de marzo.

“Nosotros ya lo habíamos advertido, era nuestra última oferta”, remarcó Lifschitz, quien reiteró que “no habrá nuevas ofertas”.

De todos modos, el gobernador manifestó que este lunes, en reunión de gabinete, “vamos a analizar la situación”, y agregó: “Hay un gremio muy importante como es UPCN que aceptó la propuesta y nosotros no estamos en condiciones de hacer una nueva.

También indicó que mantendrán el diálogo abierto con las organizaciones gremiales “pero sin ninguna chance de cambiar la propuesta”.